El gobierno lanzó una intervención integral del tradicional sector del oeste capitalino

Las 920 viviendas, un barrio que resurge de un histórico olvido

Se realizarán trabajos en los núcleos húmedos, infraestructura y recuperación de los espacios verdes y peatonales, entre otros.
sábado, 04 de mayo de 2013 00:00
sábado, 04 de mayo de 2013 00:00

La decisión política de intervenir integralmente el tradicional barrio de las 920 viviendas representa el resurgimiento del lugar donde los vecinos residen desde hace muchos años. El mejoramiento de la infraestructura, la reparación de los núcleos húmedos y la preservación de los espacios verdes del sector son parte de los trabajos que el gobierno provincial realizará.
Los conocidos “monoblocks” del tradicional barrio serán mejorados desde las próximas semanas, los vecinos coinciden en que la intervención anunciada coincide con las necesidades urgentes que requieren para una mejor calidad de vida.
En un recorrido por el barrio se observa el deterioro edilicio producido por los problemas de origen en la instalación de las cañerías de agua potable y sanitarias, la humedad en las paredes, tanto en el exterior como en el interior de las viviendas, es una de las preocupaciones de los habitantes que aseguran que este problema data desde la entrega de las mismas.
Entre los requerimientos de los residentes, la regularización de las tierras es uno de los pedidos que reiteradamente manifiestan y aseguran que necesitan para sentir que “verdaderamente el lugar les pertenece”.
La gobernadora Lucía Corpacci anunció en el discurso ante la Asamblea Legislativa, la intervención en el barrio y remarcó la necesidad de trabajar en el lugar que se encuentra desde hace varios años con diversas necesidades.
En relación a las obras que se desarrollarán en el barrio, Octavio Gutiérrez, secretario de Estado de Vivienda y Desarrollo Urbano explicó que “por una disposición de la gobernadora vamos a realizar trabajos en primer lugar en el núcleo húmedo de las viviendas, que es una de las necesidades más urgentes que tienen los vecinos. En este barrio el problema de la humedad es de vieja data y ocasiona muchas complicaciones en las viviendas y en consecuencia en la estructura de los edificios”.
En el mismo sentido el funcionario explicó que “en conjunto con el IPV también vamos a realizar arreglos de las fachadas de los edificios y posteriormente vamos a pintar de manera de dar un aspecto lindo al barrio”.
La preservación de los espacios verdes es uno de los trabajos que se realizarán en el barrio. Al respecto, Gutiérrez explicó que “se va a hacer una recuperación de las plazas del barrio y vamos a planificar también la conservación posterior de los espacios verdes que son necesarios en todos los sectores de la ciudad”.

Regularización dominial

En diálogo con El Esquiú.com los vecinos manifestaron la necesidad de poseer las escrituras de las viviendas, hasta el momento ninguno de ellos posee la documentación que acredita la pertenencia de los espacios. La regularización dominial de las tierras es uno de los requerimientos comunes entre los habitantes de las 920 viviendas.
En ese sentido, el secretario de Vivienda manifestó que “ese es uno de los temas en los que estamos trabajando, no se podía realizar el saneamiento de títulos y hacer posible entrega de escrituras porque esos terrenos están desde hace mucho tiempo en juicio de expropiación. Ya estamos avanzando, el estado está trabajando activamente en este sentido, es una problemática que viene desde muchos años”.
Los terrenos sobre los que se levantó el barrio pertenecen a un privado, actualmente la expropiación de las tierras se encuentra en proceso de juicio, una vez finalizado el proceso judicial será posible el saneamiento de las tierras y la posterior adjudicación y escrituración a los vecinos que desde hace tiempo residen en los “monoblocks” del tradicional barrio capitalino.

En conjunto

La necesidad del trabajo conjunto entre los vecinos es una de las materias pendientes que poseen los habitantes. Si bien han realizado en varias oportunidades la conformación de consorcios para trabajar por el mejoramiento del vecinadario, aún no poseen un grupo consolidado de personas que gestionen la administración de las edificios.
A pesar de los frustrados intentos mantienen la iniciativa de ejecutar la idea.

Comentarios

Otras Noticias