Por la demora en la entrega de medicamentos, material descartable y honorarios a profesionales

Padres de niños discapacitados reclaman que el Estado garantice cobertura médica

Enviaron cartas documento a la gobernadora Corpacci y una solicitud formal al director de la OSEP, Julio Prieto.
domingo, 2 de junio de 2013 00:00
domingo, 2 de junio de 2013 00:00

Los padres de niños con discapacidades nucleados en la Asociación de Padres y Familiares de Discapacitados Motores (APIFADyM) reclamaron mediante carta documento a la gobernadora Lucía Corpacci que garantice la cobertura de salud que debe proveer la Obra Social de los Empleados Públicos de la provincia (OSEP). A más de diez días de haber realizado la presentación, no han obtenido respuestas por parte de las autoridades.
El reclamo radica por la demora en la entrega de medicamentos, material descartable y ortopédico, honorarios para acompañantes terapéuticos y la otorgación de hoteles adaptados para las discapacidades que poseen los niños.
La decisión de realizar la presentación se debe a las reiterados incumplimientos de la obra social para con los pacientes que deben contar con el material descartable diariamente. La mora obliga a que los padres realicen las compras de forma particular, lo que conlleva altos costos en la economía familiar, que en la mayoría de los casos no están en condiciones de afrontar, y debe ser provisto por la OSEP.
Hasta el momento, se han remitido alrededor de 25 presentaciones en las que, según informó la presidenta de la asociación, Griselda Bazán, “solicitamos a la gobernadora que ella como responsable garantice la cobertura de salud para nuestros hijos, ya que es una obligación del Estado según lo establecen las leyes y las convenciones de los niños; lamentablemente ante las reiteradas veces y las complicaciones que esto genera para la vida de nuestros hijos, hemos recurrido a realizar esta acción”.
En relación al requerimiento, la representante de los padres que forman parte de la entidad sostuvo: “Por ahora lo hicimos en forma particular, y en los próximos días vamos a hacer la presentación en nombre de la asociación, con el objetivo de que el pedido tome más fuerza y abarque a todos los padres que están con este tipo de problemas que al parecer nadie va a dar una solución”.
En diálogo con El Esquiú.com, la referente además explicó que la medida adoptada y requerida por los padres a la asociación se llevó a cabo por “el maltrato y la burocracia que uno recibe en las gestiones que debemos realizar en la obra social, la dilatación que se le da a los expedientes es lamentable”.
En el mismo sentido, la representante señaló que “para cada trámite hay que iniciar un expediente y presentar una serie interminable de requisitos para certificar la discapacidad de nuestros. Hemos presentado al señor Prieto un informe de los chicos con los diagnósticos y las necesidades de cada uno para que no tengamos que estar cada vez que necesitamos una sonda haciendo todo el trámite de nuevo. Además él y los médicos de la OSEP deberían saber que la enfermedad de nuestros hijos en casi todos los casos no tiene cura”.

Las complicaicones diarias

El retraso en la entrega de los medicamentos y el material descartable representa para los niños el impedimento en el tratamiento diario de su patología. Los niños deben consumir medicamentos en la mayoría de los casos de por vida, así como el uso del material descartable; a modo de ejemplo, una de las madres explicó que un chico utiliza mensualmente alrededor de 180 y la obra social no entrega la totalidad. Al respecto la madre comentó que “nuestros hijos necesitan que cada tres horas más o menos se cambie la sonda, algo tan necesario como eso. Pero en la obra social nos dan solamente treinta, cincuenta o setenta, depende la suerte que uno tenga, ni qué hablar de los medicamentos. Es una lucha diaria que cansa y desalienta”.
El pago atrasado del reintegro por honorarios de acompañantes terapéuticos es otro de los reclamos, los padres deben abonar a los profesionales hasta esperar recibir el dinero de la obra social; hasta el momento no han recibido aún el pago de ningún mes correspondiente al año en curso.
El requerimiento de la compra de sillas de ruedas adecuadas a las patologías es otro pedido de los padres. “Hay resoluciones del año pasado que hasta la fecha no han sido ejecutadas, las sillas de ruedas son las piernas de nuestros hijos, pero lamentablemente para ellos es sólo un expediente que tiene un alto costo”, dijo una de las madres, tratando de explicar las necesidades urgentes que “algunos parecen no comprender”.

Comentarios