Juan y Rodolfo llevan adelante una lucha para lograr el anhelo de una familia

Una pareja busca alquilar un vientre ante la negativa de adoptar un niño

El Juzgado de Familia N° 3 determinó que “no son aptos” para continuar con el proceso de adopción realizado.
jueves, 15 de agosto de 2013 00:00
jueves, 15 de agosto de 2013 00:00

La pareja conformada por Juan y Rodolfo, que hace dos años contrajo matrimonio, busca alquilar el vientre de una mujer para “poder hacer realidad el sueño de tener un hijo”, la negativa de adopción que tramitaron los llevó a tomar la decisión.
Si bien la notificación no es definitiva, el trámite que resta por hacer llevará un tiempo más, por lo que decidieron buscar una vía alternativa.
La pareja inició el trámite de solicitud de inscripción para adopción en febrero de este año ante el Juzgado de Familia N° 3, ayer fueron notificados sobre el dictamen que determina que no son “aptos” para continuar con el pedido y que sugieren que para la prosecución del trámite deben asistir a terapia de pareja y abordar la temática de la adopción; una vez realizada la asistencia profesional, el psicólogo deberá elevar al Juzgado un informe sobre los solicitantes.
En el proceso mediante el cual se lleva adelante el pedido efectuado, Juan resalta que hay ciertos errores en la información del expediente, “al momento de leer el mismo, observo que hay cosas que no son correctas sobre nuestros datos y la vivienda. En una parte del informe dice que en nuestra casa la parte de adelante es un local comercial, cuando en realidad es una ampliación de la vivienda solamente. Hay datos erróneos, y yo me imagino que no puede haber errores de este tipo en un expediente donde se trata algo tan delicado; ellos tienen nuestros teléfonos para contactarse con nosotros y corroborar información que esté en duda, pero no lo hicieron”, comenta Juan.
“Los diversos obstáculos con los que nos hemos encontrado en el camino, como las incorrecciones que están manifiestas en el expediente, las visitas sociales que no se hicieron y las trabas para llegar a hacer realidad un anhelo de consolidación familiar nos llevaron a que tomemos la decisión de alquilar un vientre”, explica decidido Juan.

“Es una necesidad”

Luego de cuatro años de convivencia, la pareja “siente la necesidad de formar una familia, la casa nos queda grande, los espacios necesitan ser recorridos y disfrutados; necesitamos de un niño o varios para ser felices”, describe Juan en diálogo con El Esquiú.com.
En el mismo sentido, asegura que “ya estamos consolidados como pareja y con la llegada de un niño completaríamos el núcleo familiar que buscamos, ante todo lo que sucedió es que hemos decidido alquilar un vientre. Nosotros queremos un niño, sentimos realmente que estamos listos para darle todo lo que necesita para crecer en un ambiente de familia”.

Asesoramiento

La determinación emanada por el Juzgado de Familia ante el requerimiento de adopción, generó que la pareja decida recibir asesoramiento sobre el proceso de adopción y las actuaciones plasmadas en el expediente.

INADI

Con el propósito de que las gestiones se realicen con “igualdad y transparencia”, el matrimonio buscará que el INADI intervenga en las gestiones y colabore a que se realice un proceso “como el de cualquier familia”, fundamentando el pedido de que en “algunas cosas deja entrever cierta discriminación, no sé si porque somos un matrimonio igualitario o por qué razón”, señalaron.

“Una mujer que esté dispuesta”

La imposibilidad de adoptar un niño por la vía judicial, llevó a que la pareja decidiera, después de un análisis de la situación, alquilar el vientre de una mujer. Al respecto, Juan explicó que “desde hace bastante tiempo que buscamos hacer posible formar una familia, cuando vimos todo esto que pasa cuando querés adoptar, dijimos busquemos un vientre, una mujer que esté dispuesta a ayudarnos y a la que vamos a cuidar”.
Desde hace dos días la pareja empezó a buscar información para publicar un aviso en los medios, “es tan grande el deseo de poder cuidar a un niño y que viva en nuestra casa, que hoy -por ayer- íbamos a publicar el aviso en los diarios para ver si había alguien dispuesto a ayudarnos, la idea está, igual que nuestro sueño”.

“Mucha gente está en condiciones de criar un niño y se les niega la oportunidad”

La pareja de Juan y Rodolfo asegura que el proceso legal de adopción es burocrático a tal punto que llega a “desganar a cualquiera, hay muchos niños a la espera de un hogar, pero al parecer a pocos les importa eso”. Al respecto, Juan comentó que a su criterio, “nosotros y mucha gente más estamos en condiciones de criar a un niño y no obtenemos respuestas positivas, pero es una cuestión política también, antes de nosotros hay muchísimas parejas que desean adoptar un niño, pero parece que ellos buscan que los que adopten tengan una mansión y cobren sueldos altísimos, si ellos piensan que los niños estando en la calle están bien, allá ellos. La realidad es que los chicos que están en la Sala Cuna a los 17 años salen y de ahí en más nadie sabe que es de sus vidas. No es lo mismo un chico que crece en este tipo de instituciones o en la calle al que crece en un ambiente familiar con el afecto y la contención que ahí se da”.
Durante el relato, Juan se encargó de resaltar en distintas oportunidades que “hay una cuestión política en esta situación, no es el mismo trámite para una persona común y trabajadora que para un funcionario, para ellos es mucho más fácil”; en este sentido continuó diciendo que “es lamentable que esto suceda, son temas muy sensibles y no hay que olvidarse que estamos hablando de niños, no de expedientes, personitas que están perdiendo la oportunidad de vivir con una familia, en un hogar y dejar la calle que tanto mal les hace”.

La ley de fertilización que aprobó el Congreso

Hace unas semanas el Congreso de la Nación aprobó una ley de reproducción médicamente asistida, en efecto, la ley no solamente comprende la realización de todos los procedimientos, sino que, entre otras medidas, autoriza la fecundación artificial a personas con y sin problemas de fertilidad, solteros, convivientes, casados, heterosexuales y homosexuales, con gametos ajenos a los destinatarios, sin poner límites a la cantidad de óvulos a fecundar ni de embriones a congelar, no define cuestiones básicas referidas a los embriones producidos de esta forma, obliga a todas las obras sociales y prepagas de todo el país a cubrir económicamente cualquiera de las técnicas y permite la donación de gametos y de embriones.
Desde el Centro de Bioética, Persona y Familia advirtieron que la ley de fertilización asistida implica la aprobación implícita del alquiler de vientres, debido a que el texto sancionado autoriza estas técnicas para personas solteras, heterosexuales y homosexuales. Así, muchos de estos grupos requerirían de estas prácticas, ya que sería el único modo en que podrían tener acceso real a una fecundación artificial.

Análisis

En torno a la aprobación de las leyes, especialistas del Centro de Bioética, Persona y Familia del país, junto a los representantes de organismos del Estado, llevan adelante un análisis de las cuestiones que se debe tener en cuenta al momento de reglamentar las leyes. La implementación de las mismas genera que las parejas que desean tener un hijo consulten sobre el alcance de los instrumentos aprobados.
 

Comentarios

Otras Noticias