Demoras de hasta cuatro horas

Largas colas y fuerte malestar entre los afiliados de la OSEP

La sede central se vio desbordada tras la reducción de personal de atención al público por vacaciones.
miércoles, 15 de enero de 2014 00:00
miércoles, 15 de enero de 2014 00:00

Durante el día de ayer, la sede central de la Obra Social de los Empleados Públicos (OSEP) se vio colapsada de cientos de afiliados que esperaron durante toda la mañana ser atendidos ya que el organismo posee horario reducido por vacaciones, con atención únicamente por la mañana. Además, las bocas de expendio de órdenes que se encuentran en el centro vecinal “Comunidad y Progreso”, del barrio Villa Cubas, y en la mutual de jubilados y pensionados “Fray Mamerto Esquiú” actualmente permanecen cerradas a raíz del receso administrativo del mes de enero, lo que generó gran malestar entre los usuarios que, en algunos casos, tuvieron que esperar más de cuatro horas para ser atendidos. Mientras, en el caso de aquellas personas que esperaban autorizar prácticas médicas de alta complejidad, la espera fue mucho mayor debido a que uno sólo de los profesionales auditores se encuentra trabajando.
Ante esta situación, El Esquiú.com recorrió las instalaciones de la OSEP, en donde se observó una sede colapsada, con cinco grandes colas que se extendían a lo largo del salón principal, además de decenas de afiliados sentados sobre las escalinata del edificio, ya que las sillas dispuestas en la sala de espera no dieron abasto ante la magnitud de personas. El clima que se vivió en horas de la mañana de ayer fue bastante tenso ya que los afiliados de manera constante mostraban su malestar y ofuscamiento a los agentes dispuestos para la atención, quienes trataban de calmar y bajar los ánimos de los empleados públicos que exigían la normalización inmediata de la obra social.

Quejas

Al respecto, María Guerrero, una de las tantas afiliadas que esperaba ser atendida, en diálogo con El Esquiú.com, señaló: “Siempre pasa lo mismo, no puede ser que no haya una previsión por parte de las autoridades en reforzar el personal en esta época del año en la OSEP: la gente que espera está enferma y necesita atención médica. Yo, particularmente, vine a las 8 de la mañana y ya había 200 números antes de mi turno, es un desastre el trato a los afiliados, necesitamos un veedor que defienda nuestros intereses, ya que las autoridades no nos ofrecen soluciones”, apuntó la mujer.
Otro punto a resaltar es la gran cantidad de afiliados del interior provincial, quienes se encuentran prácticamente a la deriva, pues deben contar con dinero suficiente para permanecer en la ciudad hasta cumplimentar con los trámites en la obra social.

Respuesta

Tras esta problemática, el director de la Obra social de los Empleados Públicos Julio Cabur, en conversación con este medio, solicitó a los afiliados ser más tolerantes ante la reducción horaria del organismo: “Esta situación es normal durante el mes de enero: es de público conocimiento que el 50 por ciento del personal tiene que tener sus vacaciones. Sumado al receso de las dos bocas de expendio con las que contábamos, la situación repercute de manera directa en la sede central. Sin embargo, esta reducción horaria por falta de personal es normal”, aseguró Cabur.

Comentarios

Otras Noticias