Cómo volver a ser flaco después de las Fiestas

jueves, 2 de enero de 2014 00:00
jueves, 2 de enero de 2014 00:00

Cuando pasa la temporada de brindis, más de uno se anota urgente en el gimnasio o vacía la heladera para cumplir dietas imposibles que no duran más de un par de días. Basta de objetivos utópicos: para estar saludable en enero, solo tenés que seguir estos consejos.

1. Llená el canasto de básicos. Someterte a una dieta extrema solo te va a dar hambre, que se traducirá en atracones violentos de medianoche. Por eso, durante los primeros meses del año asegurate de seguir comiendo y dejá en la lista del supermercado solo los grupos básicos de comida: frutas, verduras, nueces, legumbres, lácteos descremados y semillas. Menos pan y proteínas complejas van a hacerte perder peso y además, te vas a sentir más liviano.

2. Las sobras, al congelador. El problema de las fiestas no es solo lo que se come el 24 y 31 de diciembre, sino todo lo que queda en la heladera una vez que se van los invitados. La mejor solución es congelar las carnes y los postres para comerlos gradualmente en vez de seguir con el banquete a la vista durante días.

3. Metas posibles. Los días siguientes, no te pongas objetivos imposibles de cumplir como alimentarte a base de jugo o lechuga. Una alternativa realista sería consumir 300 calorías menos por día. Un chocolate, dos fetas de pan o un trozo menos de carne pueden hacer que en diez días bajes hasta un kilo.

4. El desayuno es sagrado. Empezar el día y el año con un buen desayuno es la mejor manera de hacer que el metabolismo se mueva más rápido y procese mejor los alimentos. Si empezás el día con el almuerzo, aunque esté compuesto por una ensalada fresca, el cuerpo tardará mucho más en quemar las calorías que ingieras, lo que se traduce en kilos de más a corto plazo.

Comentarios

Otras Noticias