Trucos para que no se vaya el gas de tu gaseosa

jueves, 2 de enero de 2014 00:00
jueves, 2 de enero de 2014 00:00

Todos los amantes de las bebidas carbonatadas saben que lo bueno dura poco. Poco minutos después de abrirlas pierden sus burbujas y, con ellas, su encanto. Para evitarlo, seguí estos consejos.

1. Antes de cerrarla, sacar el aire. Cada vez que sirvas un vaso, apretá la botella hasta que el líquido llegue al pico otra vez, evitando que haya espacio entre la gaseosa y la tapa. Es decir: dejá el envase casi sin aire. Luego, cerrá bien para que se conserven mejor las burbujas.

2. De cabeza es mejor. Otra manera de conservar el gas es guardándola con el pico mirando hacia abajo. Esto te va a obligar a que cierres bien fuerte la tapa.

3. Evitar la temperatura ambiente. Una vez abierta, tiene que estar bien refrigerada para que sus burbujas se mantengan en perfecto estado. Si la comida es seguida por una charla larga, es recomendable guardar la botella en la heladera y no esperar a que se levanten todos los comensales.

4. La clave está en la fecha de vencimiento. Si bien las gaseosas pueden durar años, las que están más cerca de su fecha de vencimiento saben peor y tienen menos gas en el momento de abrirlas. Por eso, es mejor adquirir el hábito de mirar la etiqueta, como hacemos con los lácteos y los demás productos del mercado.

Comentarios

Otras Noticias