Asistirá al personal de las distintas áreas que se encuentran trabajando en la zona del desastre

Especialista en catástrofes arribó a la provincia para asesorar al equipo de salud

Graciela Galfasó trabajó con hechos que conmocionaron al país, como la tragedia de Cromañón y las inundaciones en La Plata.
miércoles, 29 de enero de 2014 00:00
miércoles, 29 de enero de 2014 00:00

El pasado martes llegó a la provincia desde Buenos Aires Alicia Galfasó, experta en la contención de personas que atravesaron situaciones críticas de catástrofes y emergencias, con el objetivo de asesorar al personal de las diferentes áreas involucradas que está trabajando en el Comité de Emergencia en las zonas afectadas tras el alud. Asimismo, ayer la profesional junto con el equipo de la subsecretaría de Salud Mental y Adicciones de la provincia, brindó una conferencia de prensa, donde explicó algunas pautas y recomendaciones en momentos de crisis. Entre ellas mencionó que existen cinco tipos de víctimas. Las primarias, referidas a aquellas personas que están ubicadas en el epicentro del desastre. Éstas son quienes vivieron directamente el hecho en sí, como las personas fallecidas, las heridas de distinta gravedad y las que resultaron ilesas. “Es importante tener en cuenta que aquellas personas que no sufrieron daño físico, más allá de demostrar o no sus emociones como llanto, angustia o ansiedad, sufren a nivel emocional lo mismo que las víctimas heridas”, resaltó la especialista.
También están las víctimas secundarias: en esta categoría se incluye a familiares, amigos y todos aquellos que se relacionan en forma directa con las víctimas primarias. Estas personas deben saber que es muy posible que en los días posteriores manifiesten reacciones emocionales o físicas por el impacto sufrido. Por lo que deben darse el tiempo necesario para poder encontrar cierta calma y pedir ayuda. En el caso de las víctimas terciarias, se trata del personal de rescate y los profesionales como rescatistas, médicos, enfermeros, bomberos y policías, quienes están expuestos física y emocionalmente en forma cotidiana. Por esta razón deben estar advertidos e implementar los dispositivos, no sólo para su cuidado físico sino también emocional.
En cuanto a las víctimas del cuarto nivel, están los miembros de la comunidad que ofrecen ayuda. Estas personas actúan con el impulso de la buena voluntad y la generosidad humanitaria sin contar con dispositivos previos para esta tarea, con lo cual se ven expuestos en forma directa a posibles lesiones físicas y emocionales de alto impacto que se harán evidentes con el correr de los días.
Por último, las víctimas de quinto nivel, cuyas personas se ven implicadas indirectamente. Este es el caso que quienes por ejemplo ven por televisión los sucesos del desastre de forma repetida con imágenes duras, tristes, o escuchan en los medios la descripción de escenas penosas. Hay que tener en cuenta también esta categoría y saber que será posible que experimenten reacciones ligadas a estos hechos.
De esta manera, la especialista destacó que “es importante que todas las personas afectadas puedan ubicarse en qué situación se encuentran en relación a lo sucedido en El Rodeo o en Siján, ya que muchas veces el concepto de víctima se utiliza sólo para nombrar a personas heridas o fallecidas y esto es mucho más amplio e involucra a más personas. Es significativo comprender esto para poder entender ciertas reacciones y estados emocionales y físicos que pueden estar sintiendo en estos momentos”.

Asistencia

Finalmente desde ayer, tanto la especialista en Emergencia y Catástrofe como la subsecretaría de Salud Mental y Adicciones comenzaron a trabajar en la temática con diferentes grupos, entre ellos el SAME, Defensa Civil, Policía, Bomberos, la justicia y la prensa.
Asimismo, el próximo lunes, en el hospital San Juan Bautista se llevará a cabo un taller sobre “Descarga emocional y pautas de manejo de estrés”, destinado a toda la comunidad. Por su parte, toda persona interesada en consultar sobre estos temas podrá comunicarse con la guardia de Psicología del hospital San Juan Bautista al teléfono 154613399, o al Centro Integral de Salud llamando al 4747971.
 

Comentarios