Sólo hay en proceso un relevamiento satelital y físico

No existen registros de los terrenos baldíos en la ciudad

Los propietarios de los espacios abandonados serán intimados a limpiarlos. Se trabaja en cambios en la ordenanza actual.
domingo, 5 de enero de 2014 00:00
domingo, 5 de enero de 2014 00:00

La municipalidad de la Capital no cuenta con un registro de terrenos baldíos en la ciudad. Los espacios abiertos, transformados en basurales, proliferan en distintos sectores. Tampoco se efectúan las intimaciones para la correcta mantención, tal como lo establece la ordenanza vigente.
La municipalidad trabaja en la modificación de la ordenanza actual. El objetivo es que solamente se exija la limpieza de los terrenos abandonados, no así el cerramiento. El instrumento vigente, aprobado en el año 2010, establece que, además de la obligatoriedad de mantener los lotes “limpios y libres de malezas, basuras, residuos y todo género de materias que signifiquen un riesgo para la salud pública”, se debe ejecutar el cercado perimetral y la construcción de la vereda mínima reglamentaria.
A dos años del inicio de la actual gestión municipal, el tema de los baldíos se encuentra en proceso de elaboración. A la fecha, la comuna se encuentra realizando un relevamiento satelital y físico de los lugares ubicados dentro de la ciudad, con el propósito de realizar una base de datos y luego identificar a los propietarios para la intimación de la limpieza en un plazo estipulado.
La iniciativa comunal se llevará a cabo mediante un proceso de intimación a los responsables de los espacios para que dejen en condiciones las parcelas. De allí en más, en conjunto con los interesados, adecuar el lugar para la recreación de los vecinos, sobre todo los niños.
En relación al trabajo que se realiza desde el área responsable, Martín Barrionuevo, director de Baldíos y Veredas, manifestó que, “desde el último período del año pasado, se está haciendo un relevamiento exhaustivo para que se los limpie y quede libre de malezas, de escombros y de basura de todo tipo. Hacemos hincapié, porque se torna un espacio en el que uno no sabe qué sucede detrás del paredón”.

Cambios en la ordenanza

El Ejecutivo trabaja en la modificación de la ordenanza actual, la cual exige el cercado perimetral de los terrenos baldíos, aspecto que no se requerirá para mantener los espacios abiertos y evitar que se lleven a cabo allí conductas que generen malestar en los vecinos.
En cuanto a los cambios que se pretende introducir en el instrumento que regula las condiciones de las parcelas privadas baldías, Barrionuevo explicó que “el cercado de los terrenos es lo que tenemos que reglamentar para que no se haga, porque el cerramiento con muros o paredes que tapan todo nos impide saber qué es lo que sucede adentro. Puede pasar cualquier cosa y nadie va a saber; sobre todo, ahora”.
Lo que se busca es que “sea un espacio abierto y limpio. Por más que sean privados y estén en desuso, son propiedades. Estamos tratando de modificar la ordenanza vigente y ver que se transforme en un mini espacio verde y limpio, para que los vecinos puedan utilizarlo”.

Base de datos a medias

La gestión municipal anterior había anunciado la creación de una base de datos municipal de baldíos; pero ésta quedó en un relevamiento a medias; ante lo cual, la gestión de Jalil decidió iniciar un trabajo desde cero.
La base de datos que se iniciara en ese entonces contiene escasa información y, al parecer, no coincide con la que esta nueva conducción necesita para afrontar y ejecutar acciones concretas en una problemática que genera malestar y problemas a aquellos vecinos que residen en las cercanías.

Espacios recreativos en los barrios

La iniciativa de la municipalidad de la Capital, según informó el titular del área de Baldíos y Veredas, Martín Barrionuevo, es “devolver los espacios de recreación en los barrios, como esos lugares donde antes jugábamos a la pelota, las canchitas. Lo que queremos es que los chicos puedan tener espacios donde se puedan reunir, como también los grandes, y hacer actividades que les hagan bien”.
La iniciativa se pretende realizar con la colaboración de los vecinos. Una vez que los propietarios de los baldíos limpien el sitio, se procurará mantenerlo en condiciones para el uso recreativo. Las acciones a ejecutar en este sentido se llevarán a cabo una vez que se presente la modificación de la ordenanza actual y el Concejo apruebe el proyecto del Ejecutivo en relación al tratamiento de los terrenos abandonados.
 

Comentarios

Otras Noticias