Más de cien personas fueron evacuadas

La intensa lluvia provocó temor a los pobladores de El Rodeo y Siján

Las fuertes precipitaciones registradas ayer desde la madrugada causaron inconvenientes en distintos puntos de la provincia.
viernes, 7 de febrero de 2014 00:00
viernes, 7 de febrero de 2014 00:00

Las fuertes precipitaciones registradas ayer alertaron a toda la población, y por temor al desborde de los ríos Ambato y Siján, Defensa Civil y los miembros del Comité de Emergencia evacuaron a familias de las localidades ya afectadas de El Rodeo y Siján. Durante toda la jornada de ayer los integrantes del COE permanecieron en “Código Rojo” pero debieron suspender nuevamente la búsqueda de la única desaparecida por el temporal del 23 de enero, Carolina Sal.
Asimismo, por causa de la lluvia se inundaron las Termas de Fiambalá, lo que se informa por separado.
Desde que comenzó el temporal en la madrugada de ayer se tomaron medidas de seguridad, restringiendo el paso a las localidades afectadas en enero por el alud e informándose de todas las posibles crecidas de los ríos en la provincia. Los operativos fueron llevados adelante por elCOE, Defensa Civil, municipios y la Policía de la provincia.
En principio, en la localidad de Siján evacuaron a cien personas. Como el agua ingresó en algunas viviendas debieron realizarse cortes de energía a modo de prevención. En la zona se montaron carpas y allí se asistió a los evacuados con ropa seca y comida, gracias a toda la colaboración que se ha recibido desde el día del alud.
Otra medida de seguridad fue adoptada por Vialidad, que restringió los accesos a El Rodeo y a La Puerta por derrumbes tanto en la ruta 4, que une la capital con la villa que sufriera el trágico alud, como en la ruta 16. Para mayor precaución efectivos policiales recorrieron los márgenes del Ambato para evacuar a posibles veraneantes que se encontrasen en el lugar.
Ayer se conoció también que en la zona de Los Varela se llevó a cabo un operativo de prevención ya que el río había crecido de tal modo que se trabajó para prevenir posibles inundaciones. Además, la ruta provincial N°2 fue interrumpida tras la crecida del río en Icaño, mientras que en Belén, que también fue afectada por las intensas lluvias, se tomaron todos los recaudos para evitar afectados.
Las precipitaciones en toda la provincia fueron tan intensas que Vialidad Nacional recomendó que se transite con precaución en todas las rutas nacionales ante el aumento significativo del caudal en los ríos que las atraviesan.

En Capital

La persistente lluvia también afectó a barrios del sur de la ciudad Capital, inundando calles y provocando problemas en algunas precarias viviendas. Empleados de Defensa Civil y de Obras Públicas trabajaron en los barrios damnificados, entregando nylon y despejando las calles con máquinas.
Las lluvias en la ciudad cesaron en horas de la tarde de ayer.
 

Comentarios

Otras Noticias