Minería llevó el monitoreo participativo al Salar del Hombre Muerto

En la oportunidad, se monitorearon las estaciones de control sobre el río Los Patos, recurso asociado al proyecto “Sal de Vida”.
jueves, 13 de marzo de 2014 00:00
jueves, 13 de marzo de 2014 00:00

Entre el 25 y 28 de febrero se realizó el monitoreo de aguas de la cuenca hídrica del Salar del Hombre Muerto en Antofagasta de la Sierra, con personal de la Dirección Provincial de Gestión Ambiental Minera (DIPGAM) y el Centro de Control Minero Ambiental de Antofagasta de la Sierra, ambos dependientes de la Secretaría de Estado de Minería (SEM).

Esta tarea se desarrolla de manera trimestral en la puna catamarqueña, con el objetivo de realizar el seguimiento de las características físico químicas de los recursos hídricos en el área de influencia del proyecto minero Fénix, emplazado en el oeste del Salar. En esta oportunidad, se monitoreó también las estaciones de control sobre el río Los Patos, recurso asociado al proyecto “Sal de Vida”, emprendimiento minero que se encuentra en la etapa final de evaluación de los efectos ambientales, ubicado en el sector este del Salar. Estos puntos de monitoreo tienen por objeto conocer las características del recurso hídrico previo a la operación minera, para contar con datos de base de calidad ambiental, estadísticas que se utilizará para la fiscalización ambiental minera del proyecto en marcha.

El monitoreo estuvo a cargo del personal técnico de la DiPGAM, los coordinadores técnico y de proyectos de Antofagasta y becarios del Centro de Control. Los becarios son alumnos de la escuela secundaria Nº 39 Villa de Antofagasta de la Sierra, y fueron seleccionados por la institución educativa por su aptitud académica.

Esta fiscalización comunitaria es uno de los mecanismos implementados en los departamentos mineros, con el objeto de llevar a cabo una “efectiva participación ciudadana y formar ciudadanos que puedan desempeñarse como inspectores ambientales preparados para participar de las actividades de monitoreo ambiental de aguas en áreas de influencia de los proyectos mineros, además de generar un mecanismo de comunicación con la comunidad”.

Esta tarea es canalizada a través de los centros de control minero, que en el caso de Antofagasta de la Sierra, fue habilitado en octubre de 2013.

Comentarios

Otras Noticias