Francisco recordó la Última Cena con una misa y lavó los pies de ancianos y discapacitados

En un centro de tratamiento de lisiados 12 personas recibieron el baño del Santo Padre, como lo hicieron los apóstoles con Jesús.
jueves, 17 de abril de 2014 00:00
jueves, 17 de abril de 2014 00:00

Desde las 17:30, hora de Roma, se celebra la misa "in coena domini", en la que se recuerda la Última Cena antes de la crucifixión y durante la cual se produce el lavado de pies a 12 presentes que toman el rol de los apóstoles de Jesús.

El año pasado, Francisco había elegido a menores detenidos en la cárcel de Casal del Marmo, en Roma. Esta vez, lo hará en el Centro para Discapacitados Santa María de la Providencia, administrado por la Fundación Carlo Gnocchi.

Allí, nueve italianos, un musulmán libio, un joven de Cabo Verde y una mujer etíope recibieron el baño del Santo Padre. Los 12 elegidos tienen entre 16 y 85 años. Entre ellos está Angélica, una señora de origen campesino que dijo sentirse "como una reina" por el privilegio.

Otro de los seleccionados es Samuel, que tiene 66 años y sufrió de poliomielitis cuando tenía apenas tres. Daria tiene 39 y es tetraplégica. El librio Hamed, de 75 años, tuvo un accidente de tránsito que le provocó daño neurológico.

En el momento previo al lavado, Francisco hizo referencia al gesto de Jesús en la Última Cena, cuando lavó los pies de sus 12 apóstoles, explicando el sentido histórico de la ceremonia.

"Es un gesto de despedida, es la herencia que nos deja. Es un servidor, y también ustedes tienen que ser servidores los unos de los otros, Él ha hecho esto por amor, y también ustedes deben amarse. Ser servidores en el amor".

"Lavar los pies es un gesto simbólico. Lo hacían los esclavos, los siervos. Como los caminos eran de tierra, cuando alguien llegaba a una casa era necesario lavarse los pies. Y Jesús hace un gesto de esclavo (a sus 12 apóstoles)".

"Pensemos en el amor que Jesús nos dice que tenemos que tener con los otros, cómo podemos servir mejor a las otras personas", pidió el Papa. Dicho esto, procedió a imitar el gesto de Jesús con los doce elegidos de 2014.

El Viernes Santo oficiará la celebración religiosa en la Capilla Papal de la Basílica de San Pedro y, luego, estará al frente de la procesión del Vía Crucis en el Coliseo de Roma, en el que se esperan miles de turistas.

Bergoglio, además, va a encabezar el sábado la Vigilia pascual previa al domingo de Pascuas, día en el cual ofrecerá una misa en la Capilla Papal de San Pedro en El Vaticano.

Fuente: Infobae

Comentarios

Otras Noticias