Aumentan los casos de violencia contra embarazadas

viernes, 4 de abril de 2014 00:00
viernes, 4 de abril de 2014 00:00

El incremento de casos de mujeres víctimas de violencia de género que ingresan a la maternidad provincial “25 de Mayo” generó la necesidad de elaborar un protocolo de atención integral.
La iniciativa surgió de los profesionales médicos del centro asistencial y de sus autoridades. Obedece a la detección de un importante número de casos en los que las mujeres que transitan un embarazo o el puerperio no reciben el trato adecuado por parte de sus parejas o de familiares y, al llegar a ser atendidas, manifiestan la situación de humillación o maltrato físico en sus hogares o relaciones.
Para la elaboración del protocolo, se conformó una mesa interdisciplinaria en la que participarán autoridades de las distintas áreas de la Maternidad provincial; las tres juezas de Familia, Susana Inés Moreno, Ana Edith Valdez de Sierra e Irma Filippín; el fiscal Ezequiel Walter y personal policial encargado de la División Trata de Personas.
El objetivo de la jornada que se realizó ayer fue acordar acciones que mejoren la coordinación entre las instituciones implicadas en la asistencia de víctimas de maltrato en el ámbito doméstico y de la violencia sexual, con el fin de garantizarles la protección y atención integral en su vertiente sanitaria, policial, judicial y social.
En diálogo con El Esquiú.com, Luis Vázquez, director de la maternidad provincial “25 de Mayo”, explicó que “estamos trabajando con un equipo multidisciplinario en la problemática de violencia de género. Hemos convocado a distintos actores, porque consideramos que necesitamos hacer un enfoque integral. La necesidad de contar con un protocolo se debe a la cantidad de casos que recibimos de mujeres que ingresan para recibir atención médica. Así como ahora trabajamos con un protocolo de abusos, necesitamos uno para estos casos, de manera que podamos saber cómo actuar y cubrir las necesidades de las víctimas”.

Aumentaron los casos

El motivo que dio lugar a la creación del protocolo para mujeres víctimas de la violencia es el incremento de detección de casos en la Maternidad. Al respecto, Vázquez explicó que “al igual que en la sociedad, la violencia de género se incrementó y esto se detectó en nuestro centro. El ingreso de mujeres embarazadas que llegan siendo víctimas de distintos tipos de violencia es lo que nos ha llevado a considerar la necesidad de contar con este tipo de instrumentos que nos permitan actuar de manera rápida, integral y efectiva. Lo que también buscamos es que las mujeres se sientan contenidas y comprendidas durante el embarazo y el puerperio”.
Si bien no existen registros de la cantidad de casos que se detectan en el centro sanitario, Luis Vázquez asegura que “antes, cuando descubríamos una situación, lo que hacíamos era informar a la Justicia y de allí se hacían las actuaciones. Ahora, como cada vez son más los casos y teniendo en cuenta las necesidades que estas mujeres poseen, una de las acciones que vamos a realizar es la creación, siempre confidencial, del registro de víctimas. Esto nos va a servir para que podamos saber qué es lo que les está pasando a las mujeres, conocer situaciones, características y así trabajar también con base en eso”.

“No sólo es física”

La violencia de la que son víctimas las mujeres embarazadas “no sólo es física; tenemos violencia económica, social y de dependencia de todo tipo. Gracias a que los profesionales advierten en el interrogatorio médico algunas situaciones anormales, podemos ahondar y trabajar con ellas en revertir la situación que viven y que no les permite disfrutar del momento más pleno y hermoso de sus vidas, como es esperar o haber dado a luz a su hijo”, finalizó el director Vázquez.
 

“La Maternidad es un reflejo de la sociedad”

Las situaciones que presentan diariamente las pacientes en la Maternidad provincial dejan entrever diferentes problemáticas sociales que afectan el desarrollo normal de los embarazos y el cuidado de los primeros meses de vida de los recién nacidos.
Ante estas realidades, Luis Vázquez expresa que “la Maternidad es un reflejo de la sociedad. Acá vemos lo que pasa afuera también. Lamentablemente, está en incremento y es por eso que debemos trabajar para que deje de ocurrir”.
En el mismo sentido, el responsable del centro asistencial aseguró que “esto realmente nos preocupa; es algo que compartimos con todo el personal de la Maternidad”.
 

Comentarios

Otras Noticias