Tras la denuncia penal por robo de energía, realizada por la distribuidora provincial

Córdoba negó los cargos y dijo que la EC Sapem nunca lo intimó

El funcionario pidió una licencia en su puesto mientras se investiga el caso. Se presentará espontáneamente ante la Justicia.
miércoles, 4 de junio de 2014 00:00
miércoles, 4 de junio de 2014 00:00

Ayer, el fiscal municipal de la Capital, Julio César Córdoba, salió al cruce de las acusaciones realizadas por la empresa EC Sapem y desmintió haberse conectado de manera ilegal a la red de energía eléctrica en el sector Suroeste de la Capital. Además, aseguró que el accionar de la División de Fraude de la empresa fue “irregular y mal intencionado”, ya que, hasta el momento, Córdoba no fue “ni intimado ni notificado” por Sapem. “Todo lo que yo sé es por la prensa”, declaró.

Cabe destacar que durante la jornada de ayer, el funcionario solicitó una licencia a la municipalidad de la Capital hasta que se aclare la situación. Además, señaló que se presentará ante la Justicia de forma espontánea, ya que hasta el momento, no fue citado por la misma.
Tras la reciente denuncia penal que involucra al fiscal de la comuna, Julio Córdoba, por “conexión clandestina del servicio de energía”, ayer, el funcionario, mediante conferencia de prensa, señaló: “Principalmente, niego rotundamente haber realizado una conexión clandestina en mi propiedad, tal como lo difundió la empresa en los distintos medios de comunicación. En el terreno, sólo están los pozos correspondientes a los cimientos. Ni siquiera hay material de obra, debido a que, al no tener energía, es imposible iniciar la obra”.

Además, el funcionario agregó: “En segundo punto, mi terreno corresponde a una subdivisión y no a un loteo, como lo sostiene la empresa. Esto no lo digo yo, lo establecen los planos del terreno que están aprobados por la dirección de Catastro y Estadísticas de la municipalidad de la Capital y de la Administración General de Catastro de la provincia. Según el contrato de concesión de la empresa de energía, el mismo establece que la misma deberá atender a toda solicitud de nuevo servicio, a cualquier usuario, dentro de los 400 metros desde la instalación más próxima de energía. Mi terreno posee todas esas características”.

Por otra parte, Córdoba ratificó que desde hace un mes y medio, viene siguiendo el trámite, tal como lo indicó la empresa. “Yo obré de buena fe. Ellos deberían haber hecho la obra y me la hicieron pagar a mí, para luego llevarse todo”, sentenció el fiscal de la comuna y comentó que habría concurrido con una nota por escrito para solicitar el servicio y le respondieron que “no hacía falta” y quedaron en enviar a realizar una inspección.

Ante ello, describió: “Yo había dejado un plano, un croquis con la ubicación del lote y una copia de la subdivisión aprobada por Catastro, para que luego me informen, una semana más tarde, que por confusión habían ido a buscar el lote a Villa Dolores, cuando de manera escrita quedó asentado que el lote se encuentra al Sudoeste de la ciudad”, expresó.

Comentarios

Otras Noticias