Feria de Semillas Nativas y Criollas, otra agricultura es posible

Desde hace 17 años, el Bolsón de Fiambalá es sede de la Feria de Intercambio de Semillas Nativas y Criollas. Año tras año, el encuentro fue creciendo y esta edición superó ampliamente la convocatoria de los anteriores.

Organizado por Acampa, Asociación de Campesinos del Abaucán, el evento tuvo lugar el pasado fin de semana en el club Los Andes de la localidad de Tatón, departamento Tinogasta, a 350 km de la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca. Para llegar hizo falta atravesar cuestas, desandar algunos kilómetros de la emblemática ruta 40, transitar caminos de tierra escoltados por inmensas montañas de arena y cruzar el Abaucán, río que recorre el Valle de Fiambalá y hace posible los cultivos y la cría en esta zona árida de la precordillera andina.

Tatón tiene más arena que tierra y sus dunas son consideradas las más altas de latinoamérica con más 1.200 metros de altura.

La descripción no es antojadiza, busca pintar el paisaje donde campesinos llevan adelante su resistencia al agronegocio, a las multinacionales de alimentos llenos de agrotóxicos y al patentamiento de semillas.

Allí, en Tatón, se dieron cita productores locales, alumnas y alumnos de escuelas agrotécnicas, vecinos de la zona, huerteros, miembros de comunidades originarias, campesinos y campesinas de distintas regiones de Catamarca y de otras provincias del país. Si bien el objetivo primordial es el intercambio de semillas, también se comparten saberes, experiencias y reflexiones.

A primera hora de la mañana, tras un desayuno comunitario, se realizó la corpachada a cargo de los caciques de la Nación Diaguita, quienes entre ofrendas y coplas, agradecieron y pidieron buenas siembras y cosechas. La mañana siguió con el intercambio de semillas y cultivos, y luego del mediodía se abrió el espacio para la venta.

La feria propone otra forma de intercambio basado en el comercio justo y la relación directa entre productor y consumidor, planteando no sólo otro concepto sobre formas de producir sino también sobre formas de consumir alimentos.

La semilla es la clave de la Soberanía Alimentaria y la Agroecología. Por ello, el propósito de la feria es la conservación de semillas nativas y criollas para no perder la diversidad de especies, preservar las prácticas ancestrales del intercambio, defender las experiencias y saberes de la cultura campesina y pensar en otra agricultura posible.

El evento contó con el apoyo de Be.Pe., quien junto a Acampa, pertenecen al Movimiento Agroecologico de América Latina y el Caribe (MAELA).

Fuente: Páramo.

Galería de fotos

71%
Satisfacción
28%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias