Autoridades de la Cámara local rumbo a Buenos Aires

Los empresarios panaderos locales, muy preocupados por la emergencia en el sector

Miguel Juri aseguró que las ventas en las panaderías cayeron entre un 40 y 50%.
sábado, 12 de enero de 2019 00:00
sábado, 12 de enero de 2019 00:00

A nivel nacional el sector pandero declaró la emergencia ante el cierre de distintos establecimientos. Aseguraron que el 2018 fue el peor de los últimos 15 años. 
Luego del imparable aumento de la harina, los incrementos en los servicios mantienen “en alerta” al sector. 
Daniel Ottino, titular del Centro de Industriales Panaderos de Olavarría (CIPO) lamentó que “hoy al que tiene que vivir de la panadería y no puede sacar un mango de ningún lado se le recontra complica; he visto panaderías reventadas por 3 o 4 boletas de luz que no pueden pagar. Las panaderías parece que fueran una especie en extinción y es increíble”. 
“Los costos son enormes; los precios no son acordes y todo se complica”. En ese cuadro, “las tarifas son impagables, además no se vende, entonces no tenemos ya mucho para inventar; incluso las especialidades están muy hechas pedazos”, indicó.
En el caso de nuestra provincia, Miguel Juri, del Centro de Industriales Panaderos y Pasteleros de Catamarca (Cippac) calificó la situación como insostenible. Dijo que el aumento del gas, energía, materia prima e insumos fueron detonantes para que el sector declarase la emergencia en todo el país. 

Caída libre
“Las ventas bajaron entre un 40 y un 50% o sea que nosotros estamos trabajando a pérdida. El día lunes 14 se realizará una reunión en Buenos Aires en la cual nosotros nos vamos a unir a todo el movimiento adonde se va a declarar a todo el sector panadero en emergencia nacional porque es insostenible esta situación”, señaló.
Asimismo indicó que “vemos un 2019 muy difícil, con cierre de panaderías, en todo el país se comenzaron a cerrar panaderías y aquí comenzaron los despidos a empleados”. 
La Federación Industrial Panaderil de la Provincia de Buenos Aires (Fippba) emitió un comunicado donde plantea que “nuestra industria se encuentra pasando por su peor momento de los últimos 15 años, recibimos un golpe tras otro y no logramos recuperarnos. Durante el 2018 la harina de trigo, principal insumo para la elaboración de panificados subió un 500 por ciento”. 
“También nos vimos afectados -como todas las pymes- por el alza de la luz, gas y agua. A este panorama le debemos sumar las caídas en las ventas, lo que determinó un sinfín de cierres de panaderías, muchas de ellas con más de 50 años de trayectoria”, señalaron.
 

11%
Satisfacción
55%
Esperanza
22%
Bronca
0%
Tristeza
11%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

12/01/2019 | 13:43
#1
700 gramos harina .. se hace un kilo de pan.....

Otras Noticias