Padece síndrome de Brugada, hace seis meses que el desfibrilador no funciona

Mujer pide que se agilice la entrega de un equipo que necesita para vivir

El Profe le pide actualizar estudios a pesar de que hace 18 años que lo usa. Su vida está en riesgo.
lunes, 21 de octubre de 2019 06:00
lunes, 21 de octubre de 2019 06:00

Silvia Ortega, paciente diagnosticada con síndrome de Brugada, atraviesa una difícil situación por no poder acceder a un desfibrilador para el corazón. La mujer solicita que el Profe (Programa Federal incluir Salud) agilice la tramitación, ya que el equipo dejó de funcionar hace seis meses, lo que le impide contar con el respaldo que brinda el aparato ante los episodios propios de su enfermedad. La falta de funcionamiento del desfibrilador pone en permanente riesgo su vida. 


A sus 38 años, la mujer padece una serie de patologías por las que corre riesgo su vida, según la historia clínica, atraviesa un cuadro complicado con arritmia ventricular severa, episodios de taquicardia ventricular y muerte súbita en varias ocasiones; presentó episodios con pérdida de conocimiento y posterior recuperación espontánea se colocaron 4 cardiodesfibriladores implantables en los últimos 16 años. A la vez que padece diabetes con 19 años de evolución en tratamiento con insulina. 
En diálogo con El Esquiú.com, la mujer comentó respecto a su situación: “Presenté hace tres meses la documentación en Profe  porque mi equipo está apagado, esperé los 10 días que me dijeron  y cuando fui me respondieron que la provincia no lo puede costear, el valor es de 1.500.000 pesos, por ello lo pasaron a Nación para que evalúe mi pedido y me respondieron que rechazaban el requerimiento y que debo actualizar toda la documentación. Este tiempo que me lleva hacer todo el trámite me genera mucho nerviosismo, porque uno no sabe cuándo le va a pasar, en qué momento y lugar me va a dar un episodio... es muy angustiante”. 


La mujer comentó que desde hace 18 años que utiliza el aparato, el cual recambió en cuatro oportunidades debido a que deja de funcionar el generador. En relación con la necesidad de contar con el desfibrilador, señala: “Yo tengo el síndrome de Brugada y arritmia severa por lo que el corazón hace arritmias y deja de bombear sangre al cerebro y es ahí cuando el aparato manda las descargas y me permite seguir viviendo. En caso de que eso no suceda, como ahora que lo tengo sin funcionar, me da muerte súbita y salir de eso depende de la inmediatez y la atención médica que reciba”. 


Silvia manifestó su preocupación por no contar con el equipo en funcionamiento al señalar: “No puedo esperar, porque así como  puedo andar mucho tiempo muy bien, en cualquier momento se me desata una arritmia y si no está cerca el médico me hace entrar en nuevo episodio de muerte súbita. Dependo del desfibrilador,  estoy permanentemente en riesgo mortal, me ha pasado de ir caminando por la calle y siento desvanecer y es cuando entro en muerte súbita, otras veces me dio estando en el hospital o alcancé a llegar al hospital, me reanimaron y también me dio con el cardiodesfibrilador puesto. Estoy con miedo y estrés constante, no llevo una vida tranquila y eso también me hace mal”.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
66%
Bronca
16%
Tristeza
16%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

21/10/2019 | 14:05
#0
Vote a Macri, el la va a ayudar

Otras Noticias