Cara a cara

“No hay una política educativa para el ser catamarqueño”

HOY: Nicolás Quiroga
domingo, 18 de octubre de 2020 00:48
domingo, 18 de octubre de 2020 00:48

De sólida formación académica, es, entre otras cosas, licenciado en Filosofía. Es, también, un apasionado interlocutor cuando hablar de Educación se trata. Formador y creador de los Institutos de Estudios Superiores de Catamarca durante su gestión en la cartera educativa. “La pandemia es un relato hegemónico que, el tiempo dirá, si es el Dios de este tiempo. Que todo lo puede y todo lo permite en su nombre”, expresa una parte de un libro que está escribiendo y que aún no tiene nombre. Niñez y juventud villacubana, vecino reconocido e histórico de lo que fue la Manzana de Turismo. Hoy, el Cara a cara tiene el pensamiento de José Nicolás Quiroga, peronista y esperanzado que Educación esté en manos de gente que “construya confianza”.

  -El público rechazo y malestar por la decisión gubernamental de traspasar a los Institutos de Estudios Superiores (IES) al ministerio de Ciencia  e Innovación Tecnológica, más  el desplazamiento de Gordillo como ministro de Educación, ¿hablan a las claras de un debate postergado y necesario en Educación?


  - De pronto, irrumpió en los rectores, en los ejes de la educación superior, la conciencia de cuál era el proyecto que había para ese nivel por parte del gobernador. Eso actúo como un disparador de un debate que ya venía pendiente. Recuerdo un hecho: el ingeniero (Eduardo) Brizuela del Moral, mientras compartíamos un café en Buenos Aires, me propuso ser el ministro de Educación ante el inminente alejamiento del ingeniero (Eduardo) Galera. Le agradecí el ofrecimiento y a la vez que le expliqué que estaba en el tercer año de mi compromiso con la educación franciscana en el Colegio Padre Ramón de la Quintana. Por ese entonces ya estaba instalada la idea de un debate que se debía la Educación en Catamarca.

  -Hoy (viernes pasado) la noticia es que el cambio propuesto por el gobierno en los IES no implicaba cierres de carreras ni despidos. ¿Es un mensaje que deja tranquilo al sector?


  -Le expresé al gobernador a través de una carta (ver aparte), que tenía dos caminos: uno, el de construir su gobierno hacia la trascendencia de trabajar con espíritu de estadista, alejarse de todos los intereses que rodean al poder y la política pensando en el futuro de los niños y jóvenes catamarqueños, o bien  elegir ser un gobernador más de la democracia. Aquí hay un tema trascendental: cuál es el ser catamarqueño al que debe formar la educación de la provincia.

 

  -El eje de su visión pasa fundamentalmente por la formación del ser catamarqueño, en la calidad de sus valores. 


  -Veamos. Cuando el Estado nos dice que el gobernador o la ministra de Ciencia y Tecnología garantizan estabilidad laboral e inserción al mundo del trabajo de los jóvenes catamarqueños, además de la continuidad de carreras en la formación docente, es un discurso que no considera a la persona. No considera lo trascendente del ser humano. Si bien el trabajo forma parte esencial de la constitución de cualquier comunidad y de la persona misma, lo más trascendente es el espíritu y el ser. Entonces, estamos trabajando con los instrumentos y no puede ser que la Educación forme para el trabajo o para una estabilidad laboral. Eso es desmerecer el sentido de la persona. Primero hay que replantearse cuál es el ser catamarqueño en el cual tienen que formarse los formadores de los institutos de Educación Superior y cuál es la formación para el trabajo y la producción que esté vinculado al desarrollo económico-productivo de la provincia y no decir solamente “formamos para el trabajo”. Eso es desmerecer, insisto, la condición humana de la persona. Es un discurso vacío que busca acomodar decisiones políticas a una demanda coyuntural que pudiere existir en el campo de la Educación. Es tiempo de nutrirse de pedagogos, psicólogos, sociólogos, filósofos,  antropólogos y todo aquello que apunte a mejorar la educación. 


  -Pasó lo que pasó. Pero ¿el cambio de ministro soluciona los problemas de la Educación en Catamarca?


  -No. Porque no hay una definida política educativa para el ser catamarqueño en los tiempos y complejidades que se requieren. Hace falta un gran equipo y no únicamente instrumentadores tecnócratas de la Educación. Esto es ir al fracaso. No me preocupa el ministro de Educación que pueda venir. Sí, me interesa más que el gobernador esté pesando como estadista cuando trate los temas educativos. Hay que reconstruir la confianza en los valores educativos.

  -Apelamos a su condición de villacubano. ¿Cómo tomó la demolición de gran parte de la Manzana de Turismo?


  -Desde lo afectivo, fue muy duro para toda mi familia. Vos fuiste vecino también de la avenida Colón y jugábamos al fútbol en lo que después fue el “tinglado mayor” (nombra a varios personajes de la década del `60). Fue algo que formó parte de nuestra niñez y nuestra juventud. Dejando lo afectivo de lado: ¿era necesaria la demolición? ¿Por qué no se modernizó lo ya existente? Se hubiera hecho una plaza pública, un museo, un mercado de productos catamarqueños. No le encuentro sentido a esta demolición.


 

Algo personal

  -Nombres y apellido: José Nicolás Quiroga.
   -Esposa: María Cristina Sosa (cafayateña).
  -Padres: María Dora y José Nicolás (los recuerda con profunda emoción).
  -Hermanas: Dora, Olga, Alicia, Isabel y Rosa (foto debajo).
  -Un barrio: Villa Cubas. “No es un barrio, es una patria”, acota.
  -Personajes: Cristo, como ser trascendente de la humanidad. Y Ernesto Guevara Linch, “El Che”.
  -Cargos: Ex ministro de Educación de Catamarca (gobernación de Ramón Eduardo Saadi - foto a la derecha-), ex director nacional de Educación Superior, ex secretario académico de la Universidad Nacional de La Matanza, ex director y apoderado legal del Colegio Quintana, ex rector del IES J.M. Chavarría.
  -Ramón Eduardo Saadi: “Un excelente gobernador. El presidente que no fue. Síntesis de la justicia social”.
  -Lucía Corpacci: “Una personalidad política de relieve. Sabiduría en la construcción de poder y de una sensibilidad social exquisita”.
  -Luis Barrionuevo: “Contribuyó a preservar el peronismo. Un ser solidario”.
  -Raúl Alfonsín: “Junto a Arturo Illia, modelo de un presidente honesto y democrático en su naturaleza política y genética”.
 -Una mujer: “Eva Perón”.
  -Una emoción: (con lágrimas en los ojos) “El recuerdo de mi madre”.

Carta a Francisco Gordillo

El 20 de marzo, Quiroga le escribió una carta al entonces ministro de Educación, Francisco Gordillo, “pero –aclara- estaba lleno de necedades y soberbias”. El texto, en síntesis, dice: “Estimado Francisco: el sistema de internet colapsará y tendrá prioridades, lo que corresponde, que son Salud y Seguridad. Pasa que uno viene de la Filosofía y tiene una mirada estratégica del conjunto, que no es cortoplacista y eso te lo enseñó a vos la política y la conducción en la práctica militante y del poder. Hay un quiebre en la visión del Estado, la política y el poder. En consecuencia, hay que repensar este tema, porque el pueblo nos eligió para que marquemos un rumbo, un camino. Y esa confianza, esta realidad que hoy vivimos, puede ser un tsunami que nos puede llevar a todos puestos. Lo entendió el presidente, si soberbia: contrató los mejores especialistas, construyó consensos políticos y tomó decisiones de poder. Aquí estuvimos, como Estado, sin decisiones. Vi y leí programas que se impartían y a las dos horas se caían (como por ejemplo llamar a concursos de coberturas de espacios curriculares sin normativas). Toda una urgencia que construía una psicosis social en la docencia del nivel. Las urgencias son para salud, seguridad, para los temas sociales y económicos. La Educación es siempre un proceso. Si no hay una cultura institucional ni se cuentan con herramientas tecnológicas que garanticen igualdad en el acceso y producción del conocimiento, su distribución no es social; es inequitativa y no se cumple. Todo es una ficción. Hoy, el mejor aporte que podemos hacer es educar para tomar conciencia. Que nos cuidemos y eduquemos para cuidarnos. Preparemos un despertar de conciencia. Tenemos que educar para preservarnos como humanidad. De qué nos sirve sentarnos frente a una computadora para creer que aprendemos mientras la oportunidad de reencontrarnos como familia nos encuentra extraviados. En fin compañero: la realidad nos está llevando puestos…y nosotros en una PC. Un abrazo”.

Carta a Raúl Jalil

  Días antes que se produjera la renuncia de Francisco Gordillo en Educación, Nicolás Quiroga le escribió una carta al gobernador de la Provincia, Raúl Jalil, en los siguientes términos. “Raúl: tomaste muchas decisiones como gobernador, y tomarás muchas más. Pero créeme que esta es la más trascendente porque tiene que ver con el presente y el futuro de niños y jóvenes catamarqueños. Porque es una bisagra que definirá el `ethos` del docente que formará a los futuros formadores de nuestros niños y jóvenes. También es una bisagra para trazar el diseño de un sistema que formará las expectativas y realidades de quienes aspiran integrarse al mundo del trabajo, de la producción. En ambas definiciones, está el modelo del ser catamarqueño en un mundo de conocimientos  pero también de espíritu. De todo lo que decidiste estuvieron en análisis temas de intereses de poder, de política. En esta, es distinta. Porque es una decisión trascendente. Lo que juzgará la historia de tu gobierno. O haces un camino para ser un estadista, o te quedas en la de un gobernador de la democracia. El tiempo no juzga las luces de una plaza; la familia juzga la calidad y los valores. La posibilidad de progreso social de sus hijos, de lo bueno, regular o malo de su condición humana. La Filosofía es una forma de vida, la Educación enseña a vivir mejor. Un poco, esto se trata de alejarse de los intereses y pequeñeces que tiene el poder, la política. Y acercarse a un estadista. Si no tienes claro esto, estarás dejando sin rumbo el futuro de los catamarqueños. Los franciscanos nos enseñaron a distinguir lo justo de lo que no es. Escuchar a rectores, a las representaciones gremiales, a la docencia; a un empresario, a un comerciante, a un padre de familia, a un joven, a un niño, a un ciudadano común. Escucharlos. Y después decidir el futuro de todos ellos, que es en lo que creyeron los catamarqueños en vos. Tienes tiempo. Las urgencias son de los intereses. Vos no la debes tener. Un abrazo. Nicolás”.

66%
Satisfacción
6%
Esperanza
13%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
13%
Indiferencia

Comentarios

18/10/2020 | 22:01
#2
Exelente comentario Lic. Quiroga, comparto, plenamente, sus parecer. Sería oportruno que le dieran la oportunidad de tomar, nuevamente, las riendas de la educación en Catamarca, creo que hay mucho por hacer y redireccionar aún. Un abrazo. Fernando (ex tecnico del ministerio jubilado)
18/10/2020 | 20:09
#1
Mientras no halla un debate entre la CLASE POLITICA, de cual es el país que queremos esto seguirá siendo una cosa de BORRON Y CUENTA NUEVA para cada político que le toque el turno. en nuestra patria tenemos políticos soberbios, individualistas, destructores de buenas acciones, mezquinos y sobre todo CORRUPTOS. SE DEBEV DISCUTIR CUAL ES EL OBJETIVO A LLEGAR COMO PAIS, LUEGO CADA GRUPO GOBERNANTE, A SU TURNO, BUSCARA EL CAMINO Y/O ESTRATEGIAS PARA LOGRAR ESE OBJETIVO. AH y ser tolerante y respetuosos NO DESTRUCTORES, SIMULADORES Y CORRUPTOS.
18/10/2020 | 17:47
#0
Los políticos se apropian del cargo conseguido y creen que tienen el poder en sus manos y así es como gobiernan, por eso esta tan mal todo. Sr. Quiroga no parece usted peronista por lo que propone. y antes de nada, pregúntenle a los casi 50 por ciento de alumnos, porqué abandonan la escuela. a partir de allí podrán empezar a transformar la educación.

Otras Noticias