“Queremos celebrar la Misa y comulgar”

martes, 19 de mayo de 2020 01:35
martes, 19 de mayo de 2020 01:35

Señor Director

Solicito publique esta carta dirigida a las autoridades provinciales, para pedirles que dejen sin efecto la parte del artículo 2 del Decreto S. N° 769, por la que se prohíbe a las personas mayores de 60 años que concurran a los templos.


Transcribo textualmente lo que establece dicho artículo: «Autorízase a las personas que deben cumplir con el “Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio” a asistir a Iglesias y Templos a orar, debiéndose evitar la aglomeración de personas, quedando prohibida la asistencia y permanencia de personas de más de sesenta (60) años, menores de dos (2) años y personas que integran los grupos de riesgo».


Es más, solicito que se permita que se celebren Misas, con las debidas medidas de seguridad, pues la comunión sacramental es fundamental para la salud física y espiritual de las personas, particularmente de quienes creemos en la presencia de Cristo en la Eucaristía.


Posiblemente quienes no tienen fe entiendan que se trata de una actividad menor, sin importancia. Y que basta con seguir actos litúrgicos por medios de comunicación o redes sociales. Pero se equivocan. Aunque no tengan esa experiencia, deberían tratar de tener empatía con quienes sí la tenemos y necesitamos ir a encontrarnos con Dios de una manera única. 


Entiendo que con estas medidas tratan de protegernos, pero les aseguro que la salud del cuerpo y del alma se vigorizará si nos permiten asistir a los templos y celebrar la misa.


Gracias desde ya por prestar atención a la presente y resolver favorablemente este pedido.

Orieta Vera
DNI 12.796.454
 

40%
Satisfacción
20%
Esperanza
40%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

20/5/2020 | 08:08
#0
Hay experiencia en el tema de celebraciones religiosas. en Corea del Sur se registraron 38 casos de coronavirus, ligados en su mayoría a una mujer infectada que participó en una ceremonia religiosa. Además, los modos de desinfección serían muy costosos para las iglesias, además del terrible desprestigio a futuro que esto acarrearía si se produjera un foco infeccioso en una iglesia.

Otras Noticias