Yo amo catamarca

Ruta Nacional 60, un recorrido lleno de buenos paisajes y experiencias

jueves, 1 de julio de 2021 01:48

Una de las rutas que atraviesa la geografía Catamarqueña es la Ruta Nacional 60, un tramo de cientos de kilómetros que comienza en le Departamento la Paz, pasa por Capayán, Pomán y Tinogasta, finalizando en el límite con Chile.

La Ruta 60, al igual que la icónica Ruta 40, en su paso por Catamarca, tiene un sinnúmero de atractivos que nos siguen identificando como una provincia netamente turística, si bien los primeros kilómetros en la zona del Este, cuando se desprende la RN 157 en la zona de las Salinas Grandes, las grandes extensiones de tierra árida no parecen ser un atractivo, la zona está llena de pequeños pueblos que a la vera de la ruta conservan antiguas construcciones que llaman la atención.

Más adelante, ya ingresando en los departamentos de Capayán y Pomán, la ruta pasa por la quebrada de La Cébila, un trayecto de unos veinte kilómetros que atraviesa el cordón montañoso desde el Este al Oeste de la provincia, que tras un serpenteante camino recae en un mirador natural donde se ve gran parte de la geografía catamarqueña.

El camino deja unos kilómetros a la provincia de Catamarca, y tras visitar La Rioja, llega a Cerro Negro, comenzando allí un recorrido pasando por pueblos con mucha historia, como son Salado, Copacabana y La Puntilla estos nacieron a la vera del recorrido del Ferrocarril General Belgrano.

Las antiguas estaciones, las construcciones de adobe y las viejas capillas, son un atractivo importante, allí, ubicados en terreno, podríamos decir que ya nace la “Ruta del Adobe”.

Esta “Ruta del Adobe”, tiene una cantidad de construcciones hechas con lo más auténtico de los materiales, la tierra, que se moldea paso a paso y se convierte en piezas que forman gruesas paredes que sostienen maderas que forman los techos y fueron casonas e iglesias algunas con más de 300 años.

Entre Tinogasta y Fiambalá este paseo invita a descubrir los secretos que guardan paredes levantadas a base de agua, tierra, arcilla y pasto, en iglesias, casonas y antiguos oratorios en un camino histórico y cultural que pone al descubierto gran parte de la identidad local, recomendado especialmente para los amantes de la arquitectura popular americana.

La Ruta Nacional 60 tambien tiene en su recorrido espacios dedicados a la gastronomía y el buen vino, decenas de bodega con vinos de altísima calidad tambien son parte de esta zona y además se pueden visitar grandes complejos termales como son, las Termas La Aguadita, en Tinogasta, que en los últimos tiempos está en un proceso de modernización y además nos encontramos con las Termas de Fiambalá, lugar destacado en el Oeste Catamarqueño que recibe visitas durante todo el año.

Más adelante, y ya en pleno camino hacia Chile, la Ruta 60 es la columna vertebral de los que buscan aventuras extremas, la misma te lleva hacia la zona de los Seismiles, y recorre una región Andina de gran altura con varios picos que superan los 6.000 metros de altura sobre el nivel del mar. Esta es la segunda zona más alta del mundo después del Himalaya.

El límite nacional está allí nomas, Las Grutas nos espera con paisajes interminables de una gran belleza. Foto de tapa gentileza de Ariel Pacheco.

66%
Satisfacción
11%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
11%
Incertidumbre
11%
Indiferencia

Comentarios