Adiós a Guillermo Barrionuevo, un enamorado del tango

sábado, 18 de septiembre de 2021 01:57
sábado, 18 de septiembre de 2021 01:57

Se confirmó ayer la triste noticia del fallecimiento de Guillermo Barrionuevo, reconocido médico con más de medio siglo en el ejercicio de la profesión, pero sobre todo conocido como amante y difusor del tango, que estaba próximo a cumplir 35 años con su programa radial.


Barrionuevo fue además presidente del Círculo Médico de Catamarca.
Hijo de Ramón Lorenzo Barrionuevo y María Magdalena Andreatta, fue padre de dos hijos (ambos contadores) Diego Leandro y Sebastián, abuelo de 4 nietos: Facundo, Lisandro, Martina y Lautaro.
Simpatizante (como todos en la familia) de Independiente de Avellaneda.
A sus 80 años, deja una legión de amigos y admiradores.


En una nota con El Esquiú.com, recordaba: “Mi apego al tango nace cuando yo era un niño de 6 o 7 años. En un casamiento de una tía estaba un bandoneonista de la familia y ejecutaba tangos para que bailen los invitados. Me impactó tanto que, al día siguiente, en el patio de mi casa, mis padres quedaron sorprendidos porque me encontraron sentado en una silla e imitaba como que tocaba el bandoneón y tarareaba los tangos cuyas melodías se me habían quedado pegadas en la memoria. Y mientras los tarareaba, hacía los movimientos como si estuviera tocando un fuelle. A partir de ahí, todavía yendo a la escuela primaria, comencé a formar mi propia discoteca comprándole discos a un peluquero, porteño el hombre, que estaba en el negocio de mi padre, en Casa Mandatori y en La Cueva, que tenía sus locales en calle Rivadavia al 700 y al 800. Después fui a estudiar violín y recuerdo que ponía los discos en un pequeño tocadiscos y me acompañaba con ese instrumento. Te cuento: ese amor por el tango me costó caro. Porque estando en quinto año de violín, mi profesora, doña Albina Andrada de Andreu, me dejó estudiando un ejercicio y cuando retornó yo estaba tocando un piano; no me olvido: me dijo que era su alumno preferido pero que no le gustaba la indisciplina, y tuve que dejar de estudiar violín por ese motivo”.


Llegó a grabar un CD de tangos, pero él mismo no se tomaba en serio como cantor y decía que solo despuntaba el vicio entre amigos.


En 2018 fue distinguido por el entonces intendente Raúl Jalil como “vecino destacado” de la ciudad, y en verdad era una figura de la cultura capitalina, por el magnífico aporte que hizo para la difusión de la “música ciudadana”. 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
100%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

18/9/2021 | 08:56
#0
Nos dejouna gran persona destacado profesional y extraordinario amigo-Recordemoslo como fue,

Otras Noticias