Juntos por el Cambio utilizó durante años Wika para sus actos

martes, 17 de mayo de 2022 20:00
martes, 17 de mayo de 2022 20:00

El diputado Provincial del Pro se refirió a los dichos de su par, el diputado, Figueroa Castellanos, destacando que el espacio de Juntos por el Cambio durante años utilizó el complejo WIKA, un espacio habilitado y autorizado a tal efecto, por lo que intentar maliciosamente utilizar ese hecho concreto para vincular el espacio a su propietario es subestimar a la ciudadanía catamarqueña.
Lo que tendría que explicar el diputado y que claramente no puede justificar el gobierno que representa es la relación de la familia del gobernador y de sus funcionarios con Edgar Bacchiani. Una relación que es indisimulable, ya que Adhemar Capital funcionó durante años en el local de uno de sus hermanos. 
Tampoco puede explicar que el ARCA, organismo creado por este gobierno para la recaudación impositiva, le otorgó legitimidad a su actividad dándole el encuadre legal a las actividades de Bacchiani, cobrándole impuestos por su actividad, y hasta le delegó facultades para que sea agente de retención de sus clientes, lo que generó importantes sumas de dinero a su gestión.
Como intendente, Raúl Jalil fue quien habilitó los negocios que ahora son denunciados como supuestos estafadores piramidales. 
Pero lo que es más grave aún es que fue a través de sus MINISTROS que se transfirieron sumas multimillonarias a Adhemar Capital. A saber:
  - Ministro de obras Públicas, Eduardo Niederle, 25 millones mediante una dudosa compra a la ferretería de Bacchiani, que fue la primera operación que se facturó en esa empresa desde que la adquirió Edgar Bacchiani. 
  - Ministro de Agua y Energía Alberto Kosicki: 17 millones en alquiler de “maquinarias para movimientos de suelo” (incomprobables) a José Blas, socio de Bacchiani y hoy imputado en la causa. 
Entonces, Dr. Figueroa Castellano, queda muy en claro que lo único que usted pretende es tapar con el dedo estos graves hechos acusando a la oposición de haber cerrado su campaña en un local que se encuentra habilitado desde hace 20 años. ¿Debemos entender que cada catamarqueño que toma un café en medialunas calentitas, propiedad de Edgar Bacchiani también es cómplice de todo este desmadre? Es evidente que el oficialismo provincial intenta desviar el eje de discusión y de investigación, situación está que le será imposible, ya que no solo le caerá el peso de la justicia, sino de la sociedad en su conjunto.

Comentarios