Aguas de Catamarca pidió racionalizar el agua por niveles críticos del Río El Tala y el Dique El Jumeal

sábado, 11 de noviembre de 2023 01:35
sábado, 11 de noviembre de 2023 01:35

Mediante un comunicado oficial, la empresa Aguas de Catamarca Sapem llamó a la comunidad a “tomar medidas de ahorro de agua y a ser conscientes de la importancia de conservar este recurso vital en tiempos de crisis”.

A la vez, aseguró que “se requiere un esfuerzo conjunto para mitigar los efectos de la sequía y el cambio climático en Catamarca”.
Este pedido se efectúa, ya que las principales fuentes de abastecimiento de agua en el oeste de la Capital están experimentando una situación crítica debido a la combinación de una sequía histórica y el impacto del cambio climático.

Los niveles de agua en el Río El Tala y el Dique El Jumeal han alcanzado mínimos históricos, lo que está poniendo a prueba seriamente el sistema de suministro de agua.

Las plantas potabilizadoras que se abastecen del Río El Tala normalmente reciben un promedio de 700 metros cúbicos por hora de agua para el tratamiento y suministro a los hogares.

Sin embargo, debido a la sequía que azota la región, los niveles actuales se han reducido a solo 150 metros cúbicos por hora.
Este dramático descenso en los caudales ha llevado a una situación de emergencia en la disponibilidad de agua cruda para la potabilización.

Desde la empresa Aguas de Catamarca se trabaja arduamente para abordar esta crisis.

Se están implementando medidas de racionamiento del agua y se continúa con la campaña #Comprometidos por el agua, para promover el uso responsable del recurso.

La sequía en Catamarca se atribuye en parte al cambio climático, que ha provocado alteraciones en los patrones de lluvia y ha incrementado las temperaturas en la región. Estos fenómenos climáticos extremos están teniendo un impacto significativo en la disponibilidad de agua y en la vida de los habitantes.
 

Comentarios

11/11/2023 | 09:01
#0
Sin duda, el agua es escasa en esta geografía; además, es siempre la misma cantidad de agua para el consumo de muchas más personas. Sin embargo, la situación se agrava porque la ciudad parece una vertiente, una olla agujereada que pierde agua por todas partes. Muchos de los arreglos están mal hechos y no duran más que dos o tres semanas.

Otras Noticias