SALUDABLEMENTE

Cómo condimentar sin sal y lograr platos sabrosos

domingo, 25 de febrero de 2024 00:00
domingo, 25 de febrero de 2024 00:00

Condimentar bien las comidas ayuda a que sea más sabrosa para todos, pero es especialmente importante para los adultos mayores. Esto se debe a que el gusto y el olfato disminuyen con la edad. Así, personas que no perciben a primera vista el sabor de la sal deciden agregar aún más para que la comida les sepa bien. Es bueno aprender a condimentar sin sal para evitar que ésta cause daños a la dieta y a la salud.

La sal no es el único ingrediente que se puede usar para darle sabor salado y mucho más gusto a una preparación. Existen condimentos con hierbas y especias que logran engañar a las papilas gustativas, para que evitar que se note la ausencia de sal.

Lo primero que se debe hacer para empezar a comer menos sal en las comidas e ir reduciendo su roción al cocinar en un 25%, para acostumbrarse a no consumirla. Luego, se puede elegir condimentos que tengan un gran impacto y que permiten reemplazar el sodio de la sal. Esto es porque los sabores complejos y robustos estimulan las papilas gustativas, compensando la ausencia de la sal.

Albahaca

Este y otros condimentos picantes, como el jengibre o la pimienta negra, estimulan los receptores nerviosos en la boca que causan una sensación picante y de hormigueo, que distrae la atención de la falta de sal, dice Ross. Para una vinagreta o adobo bajo en sodio, mezcle albahaca fresca o seca con perejil fresco, una chalota picada y una mezcla de jugo de limón y vinagre de sidra de manzana.

Ajo asado

Los gránulos de ajo asado, que se encuentran en el pasillo de especias, tienen un sabor mucho más intenso que el ajo en polvo. También se lo puede mezclar con yogur griego o crema agria para hacer una salsa o untarlo para verduras y sándwiches.

Mezcla de limón y hierbas

Al igual que la sal, el limón resalta los sabores de un plato. Se puede elegir una mezcla de hierba de limón ya preparada, pero hay que verificar que no contenga sodio. O sino, también se puede preparar uno propio con ralladura de limón, cebolla y ajo en polvo, eneldo, pimentón, cilantro, orégano y perejil. Se lo puede espolvorear sobre pescado, aves y verduras.

Beneficios de las especias

Además de que ayudan a reducir la sal, las hierbas y especias pueden tener otros efectos útiles como controlar la inflamación: las hierbas frescas, como el perejil, el cilantro, la albahaca y la menta, tienen un alto contenido de antioxidantes, lo que puede ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo.

Un segundo paso: sustituir el azúcar. La canela, la nuez moscada, la pimienta de Jamaica y la vainilla tienen sabores naturalmente dulces. Pruebe estas especias en productos horneados, batidos, avena y yogur, y lo demás es costumbre.

Eso sí, siempre consultá antes a un médico o nutricionista.

Comentarios

Otras Noticias