Así es la depresión que se esconde detrás de una fachada de éxito, felicidad y fuerza

Figuras públicas como Daniel Osvaldo, Karina La Princesita, Alejando Sanz, Ulises Bueno y La Joaqui contaron sus experiencias. ¿Por qué se produce esta situación?
sábado, 16 de marzo de 2024 21:20
sábado, 16 de marzo de 2024 21:20

Daniel Osvaldo, exdelantero de Boca, compartió un video de 10 minutos en su cuenta de Instagram donde reveló el duro momento personal que está atravesando. Luego de anunciar la separación con su expareja, Daniela Ballester, se grabó y, entre lágrimas, hizo público su pedido de ayuda: contó que sufre depresión, problemas de autoestima y recayó en las adicciones como el alcohol y las drogas.

La depresión tiene que ver con la pérdida de algo o de alguien, de un proyecto o de un trabajo y hablar de depresión es hablar de transitar algún duelo. La señal de alarma de la depresión es el estrés porque cuando tenemos estrés los niveles de cortisol cambian y, además, se activa una zona del cerebro que empieza a generar neurotransmisores que no están funcionando y eso lleva a niveles de depresión.

Así lo explicó la licenciada en Psicología, Carolina Sorondo (M.N. 27.700), que además indicó que Sigmund Freud habla en un artículo muy interesante de los que fracasan en el éxito. “Es muy común que las personas, cuando logran sus deseos, no estén preparadas para sostener los logros y ahí aparecen ciertas depresiones, tristezas o duelos que no se hicieron en su momento y que aparecen en ese momento de mayor estrés”, señaló Sorondo.

La especialista celebró que las figuras públicas empiecen a contar las situaciones que están atravesando respecto de su salud mental porque, de esta manera, se puede combatir el tabú de que solo los locos tienen problemas mentales. El que iba a un psicólogo era tomado por loco o el que consumía un psicofármaco tenía vergüenza de contarlo.

Sorondo manifestó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala desde 2000 que la depresión es una de las enfermedades más discapacitantes a nivel mundial, ya que más de 450 millones de personas padecen depresión en el mundo, un dato que se dio antes de la pandemia.

Los niveles de depresión

La psicóloga señaló que hay tres niveles de depresión: uno nos permite seguir trabajando, pero con mucho esfuerzo, un poco lo que están pasando Alejandro Sanz y Karina. El segundo y tercer nivel son los más incapacitantes porque si los síntomas duran más de 15 días, entramos en nivel de depresión medio o alto.

En el segundo y tercer nivel, hay desgano, alteración del sueño, puede ser que durmamos mucho o que no durmamos, falta de interés de lo que antes nos interesaba, empezamos a bajar nuestro nivel de energía en un 80%, a bajar el nivel de autoestima, empezamos a perder la capacidad de concentración y resolución de problemas y nos cambia el apetito. Sorondo explico que si el cuadro dura más de 15 días, hay que consultar a un especialista.

Además indicó que el modo de vida actual determina que la depresión haya crecido tanto, pero resaltó que lo importante es detectarlo a tiempo. “En el caso de Karina, lo agarró a tiempo y está en tratamiento psicológico. El primer paso para la sanación es admitirlo”.

La diferencia con la ansiedad

Al estrés lo diferenciamos de la ansiedad porque la ansiedad tiene que ver con el miedo. El miedo bajo es tener ansiedad como la que tenemos todos, la ansiedad media se da cuando la angustia empieza a pesar más y, en un cuadro de ansiedad exacerbada, el cuerpo empieza a reaccionar, es un miedo extremo a un futuro que vemos y que se hace presente. El cuerpo registra ese miedo y eso es un ataque de pánico.

La psicóloga explicó que quienes tienen ataque de pánico padecen taquicardia, sudoración, sensación de muerte súbita y empiezan a perder el control de sí mismos: pueden desmayarse y hasta perder la voz. “La buena noticia es que, tanto depresión como ataque de pánico tienen tratamiento”, expresó.

También dijo que no hay que esperar al ataque de pánico, sino que hay que consultar antes. Sobre la tristeza, dejo un mensaje para reflexionar: “Cuando yo sienta tristeza, hay que aceptarla porque es normal. La tristeza es una emoción sumamente válida porque a través de ella podemos reflexionar y darnos cuenta de aspectos que en la vida cotidiana no podríamos darnos cuenta”.

Tips para evitar entrar en esos estados

  • Admitir que estamos con tristeza o con depresión.
  • Cambiar los hábitos, salir más. A veces, ir a tomar un café y hablar con alguien ya nos saca de nuestro estado.
  • Socializar. Quizás no tengamos ganas, pero tenemos que hacer un esfuerzo si es que no estamos en un estado de depresión mayor. Hay que encontrarse con un amigo o ir al club.

Comentarios

Otras Noticias