Beneficios del agua con limón: una bebida entre mitos y verdades

domingo, 24 de marzo de 2024 00:26
domingo, 24 de marzo de 2024 00:26

Los beneficios de beber agua con limón son innumerables. Es un fruto cítrico cuyo componente nutricional mayoritario es el agua con un valor calórico bajo. Además, contiene una serie de nutrientes, como vitamina C, fibra y flavonoides, que son necesarios para el correcto funcionamiento del organismo y de la actividad celular.

Por todo ello, esta fruta tiene una serie de beneficios que van desde pasar por un alimento diurético y adelgazante, hasta rejuvenecer la piel, eliminar el acné, combatir la depresión y prevenir el cáncer.

De todos modos, aunque las propiedades de esta fruta son muchas y variadas, es necesario distinguir cuáles son sus verdaderos beneficios y qué afirmaciones sobre el limón forman parte de la cultura popular, como mitos.

El agua de limón, por su facilidad de preparación y su bajo costo, se ha convertido en una de las formas más utilizadas para aprovechar todos los posibles beneficios de este cítrico

El agua con limón posee una serie de beneficios que inciden sobre distintas partes del organismo y ayudan a mantener una buena salud.

1. Ayuda a adelgazar

Un estudio del ‘Journal of Clinical Biochemistry and Nutrition’ encontró que los polifenoles de la cáscara del limón impidieron a los objetos de estudio acumular grasa extra durante 12 semanas. Es que el limón contiene una cantidad importante de fibra dietética, que favorece la sensación de saciedad.

2. Favorece la cicatrización de las heridas

El limón aporta una gran cantidad de vitamina C, potasio y otros minerales y vitaminas, como el calcio, el magnesio y el ácido fólico. La vitamina C posee un efecto antioxidante y es indispensable en la producción de colágeno, el cual es necesario para la reparación de tejidos, pudiendo mejorar la cicatrización de las heridas cutáneas.

3. Refuerza el sistema inmunológico

Además del hecho de que la vitamina C ayude a crear el material existente entre los glóbulos blancos, esenciales para el correcto desarrollo del sistema inmunitario, la experta explica que el agua de limón también “contiene ácido cítrico, málico, acético y fórmico, que pueden potenciar la acción de la vitamina C y poseer una acción antiséptica”, es decir, que ayudan a combatir bacterias y otros agentes patógenos que amenazan al organismo.

4. Ayuda a prevenir el cáncer

Otros componentes no nutritivos que contiene el limón son ciertos compuestos fenólicos, como los ácidos cafeico y ferúlico, así como algunos flavonoides , como la hesperidina, que poseen un efecto antioxidante y pueden llegar a inhibir la actividad carcinogénica.

5. Previene la obesidad y las enfermedades cardiovasculares

Se ha observado que la hesperidina presenta acciones vasoprotectoras, antiinflamatorias, antihipertensivas, hipolipemiantes y diuréticas que se pueden relacionar con una potencial prevención de enfermedades inflamatorias crónicas, como las enfermedades cardiovasculares, la obesidad y algunos tipos de cánceres.

6. Mejora el sistema digestivo

El limón contiene una cantidad importante de fibra dietética, fundamentalmente pectina, que puede ralentizar el vaciado gástrico, favoreciendo la sensación de saciedad y evitando una ingesta excesiva de otros alimentos. La experta recomienda consumir agua de limón dentro del contexto de una dieta hipocalórica equilibrada.

Mitos

El agua de limón, como se ha demostrado, dentro de una dieta variada y equilibrada, tiene numerosas propiedades beneficiosas para la salud. Sin embargo, también existen una serie de mitos sobre beneficios que este cítrico no tiene.

1. Ayuda a mejorar la digestión

Uno de los beneficios atribuidos al agua de limón es el hecho de que puede ayudar a hacer la digestión, ya que sus componentes podrían acelerar el metabolismo y relajar el tracto digestivo. Sin embargo, no existen datos que justifiquen la idea popular de que el jugo de limón aumenta el metabolismo.

2. Disminuye la acidez corporal

Otro de los mitos radica en el hecho de que, entre las propiedades del limón, ayuda a reducir la acidez corporal. Sin embargo, afirma la experta, no hay estudios ni evidencias que lo puedan verificar.

3. Es un remedio contra el acné

Aunque el agua de limón tenga beneficios sobre la formación de colágeno y los tejidos de la piel y posea efectos antisépticos sobre algunas bacterias, tampoco existen evidencias científicas de que pueda favorecer la eliminación del acné.

4. Mejora el estado de ánimo

En ocasiones se le atribuyen al limón y a su aroma propiedades energizantes que mejoran el estado de ánimo y pueden ayudar reducir la depresión y la ansiedad. Eso no está respaldado por ningún estudio.

Con moderación

El jugo de limón es muy saludable, pero tampoco te excedas... hay contraindicaciones a tener en cuenta.

#1 Deteriora el esmalte de los dientes

Si tomas limonadas con demasiado limón y poca agua muy frecuentemente, corres el riesgo de erosionar el esmalte de los dientes y volverlos más sensibles. Para que sigas disfrutando de ese sabroso y nutritivo refresco sin temor a dañar tu dentadura, usa un sorbete para evitar que el ácido entre en contacto con tu dentadura.

#2 Provoca acidez en el estomago

La acidez se produce cuando el ácido del estómago retrocede hacia el esófago, una situación conocida como reflujo. La acidez provoca ardor y dolor en el pecho. Reducir el consumo de comidas y bebidas ácidas ayuda a prevenir y aliviar los síntomas de acidez. Recuerda disfrutar del agua con limón pero con poca frecuencia, o añade más agua para contrarrestar la acidez.

#3 Causa deshidratación y ganas de orinar frecuentes

Los limones tienen altas cantidades de vitamina C, nutriente muy conocido por sus propiedades diuréticas –aumenta la producción de orina–, ayudando así a eliminar el exceso de líquidos y sodio retenidos, principalmente si el jugo de limón es muy concentrado en el agua.

Si comienzas a sentirte deshidratada después de tomar una limonada fuerte, es señal que debes reducir la cantidad de jugo de limón con la que preparas tu refresco. Una manera fácil de hacerlo es añadiendo rodajas de limón al agua sin exprimirlo, otra es añadiendo menos jugo.

Antes de tratar cualquier padecimiento con limonada, consulta con tu médico.

Si notas reacciones poco usuales en tu cuerpo que no te favorecen, deja de beber limonada y consulta a tu médico.

Comentarios

Otras Noticias