DE CARA AL 8 DE MARZO

Rosales Andreotti: “las mujeres debemos ayudarnos unas a otras para seguir sosteniendo el camino hacia la igualdad”

lunes, 4 de marzo de 2024 10:16
lunes, 4 de marzo de 2024 10:16

La presidenta de la Corte de Justicia, María Fernanda Rosales Andreotti, se refirió al rol de la mujer en los espacios de poder. Además, destacó que de a poco, una nueva “camada de mujeres se está destacando en ámbito penal”, materia que mayormente estuvo ocupada por hombres, algo que consideró “muy auspicioso”.

El 30 de junio del 2021 asume en la presidencia de la Corte de Justicia, María Fernández Rosales Andreotti, una mujer que en todos los ámbitos en los que trabajó siempre puso el foco en la perspectiva de género.

Camino hacia el 8 de marzo, Radio El Esquiú 95.3, dialogó con la jueza sobre el rol de la mujer en los estamentos de poder y las luchas por las que deben atravesar para llegar a lugares de toma de decisión.

Para María Fernanda Rosales Andreotti, esta será una semana muy movilizante, para conmemorar, lo que fue la lucha de las mujeres para conseguir, no solo la igualdad formal, sino real en todos los ámbitos y aspectos de la sociedad. “Es una lucha de mucho tiempo donde tenemos que agradecer y recordar que mucha de nosotras hoy estamos en lugares de trascendencia gracias al trabajo y de luchas de muchas mujeres”, dijo Andreotti. 

En ese sentido, la magistrada señaló que los lugares donde se desempeñó, tanto público como privado, fue a través de su vocación como el derecho. “Es un camino que muchas veces no es fácil, ni sencillo, claramente no es igual para varones y mujeres la forma de acceder a ellos, pero una vez que se consiguen esas oportunidades es muy importante aprovecharlas, y en ese camino es importante abrazar, sostener y apoyar a otras mujeres que vienen en la misma lucha y a quienes siempre se nos hace un poco más difícil”, apuntó. 

En ese sentido, la jueza apuntó que las mujeres tienen que pasar por “distintas cuestiones, tanto por tipo social, por diferencias estructurales, de tipo cultural acorde el ejercicio o roll de cuidado que recae, en gran parte, a la mujer y de las que nos hacemos cargo, hasta inconscientemente o de una manera muy naturalizada”.

Entonces siempre nos es más difícil encontrar el tiempo para capacitarnos, para ir a reuniones fuera de horario, combinar la crianza de los hijos, el cuidado del hogar con el trabajo, pero es posible. Sin embargo, creo que aún nos queda un largo camino por recorrer en el sentido de que esto también sea igualitario”, relató Rosales Andreotti. 

Si bien, la jueza destacó que las mujeres “estamos atravesando por una situación mejor que la de muchos años, aún hay cosas que faltan mejorar, si bien se abrieron para las mujeres muchos ámbitos, hay espacios que continúan cerrados y que se ven en el ejercicio de la función pública en aquellos cargos de mayor relevancia en la toma de decisiones”.

Hay una camada de mujeres que se está destacando en el ámbito penal

En cuanto al avance de las mujeres en los lugares de toma de decisiones del Poder Judicial, la magistrada indicó que “en los espacios  de decisión de los juzgados, fiscalías y defensorías, se ven más mujeres, pero todavía estamos divididos por materias, si uno ve los números dentro de lo que es el ámbito del Derecho Penal hay menos mujeres en lugares de decisión, incluso en los procesos de selección de los concursos que realiza la Comisión Evaluadora se puede ver una preeminencia de varones”.

Sin embargo, en el ámbito Civil, Comercial, Defensorías Civiles se ven más mujeres, con esta lógica de cuidado al otro, pero hay una camada de mujeres que se está destacando en el ámbito Penal, será una cuestión de tiempo hasta que naturalmente vaya cambiando, pero eso ya es muy auspicioso. Creo que las mujeres debemos ayudarnos unas a otras, tender lazos, porque sabemos que no es fácil llegar, sostenerse y que nos necesitamos unas a otras para poder seguir andando este camino de igualdad”. 

Partí de un lugar de privilegio que me permitió acceder fácilmente a una educación

A modo personal, la presidenta de la Corte de Justicia, destacó la educación que le brindaron sus padres, más el esfuerzo diario para llegar, a ocupar su lugar. “Yo partí de un lugar de privilegio por distintos motivos, primero porque tuve la posibilidad de acceder fácilmente a una educación, la posición social y económica de mis padres me permitió, a diferencia de otras mujeres, acceder a una educación, a las posibilidades de acceder a un trabajo, y dentro de esos trabajos, me encontré con personas que me dieron muchas oportunidades. Eso no es sencillo de lograr, porque cuando a uno le dan las oportunidades es importante mantenerlas y sostenerlas con trabajo, dedicación, y eso a veces no es fácil, porque nuestras posibilidades para capacitarnos y tener el tiempo necesario para mantener reuniones se hacen difícil cuando también estamos cumpliendo otros roles”, enfatizó. 

Para finalizar, manifestó que “como mujeres es importante apoyarnos en las mujeres que tenemos al lado, mirar alrededor, empatizar, tratar de ser solidarias, compañeras, y recordar las dificultades por las que hemos pasado y tratar de allanárselas a las que vienen siguiendo un camino de trabajo para así darnos oportunidades”.

Comentarios

Otras Noticias