Un chicle que no se pegará a la suela

jueves, 07 de octubre de 2010 00:00
jueves, 07 de octubre de 2010 00:00

En Estados Unidos anunciaron que saldrá al mercado un chicle inventado por científicos británicos, que se descompone al cabo de 24 horas, se limpia fácilmente y no contamina las calles.
El producto que se llama Rev7 es un verdadero chicle en cuanto al sabor y al espesor, pero, a diferencia de los hasta ahora conocidos, éste se disuelve en el agua. Al mancharse la ropa por esta goma de mascar, se la podrá sacar lavando con temperatura caliente. Si se cayó al pavimento, en vez de pegarse para siempre, se podrá quitar sin problemas, y al ir a parar en algún canal o desagüe pluvial, se decompondrá como una sustancia biológicamente degradable.
En el Reino Unido las ventas de Rev7 empezarán en 2011, y se espera que gracias al invento de los científicos nacionales, las autoridades británicas podrán ahorrar hasta 150 millones de libras esterlinas que actualmente se gastan en los productos químicos utilizados para quitar los chicles pegados de las calles.
Según explicó el profesor de la universidad de Bristol Terry Cosgrove, quien encabezó las investigaciones, es un polímero especial al que el nuevo producto debe sus propiedades. El invento asimismo puede tener aplicación en otras esferas, por ejemplo, utilizado como pintura para paredes, no se podrá dibujar en ellas con graffiti. Con la nueva sustancia se puede fabricar también recubrimientos antibacteriales.
Sin embargo, el motivo principal del trabajo fue la creación de un nuevo producto masticable. Está patentado por la compañía Revolymer, fundada por la Universidad de Bristol para poner en el mercado nuevos elementos con polímeros innovadores.

Comentarios

Otras Noticias