Hungría espera ayuda técnica de expertos de la Unión Europea

sábado, 09 de octubre de 2010 00:00
sábado, 09 de octubre de 2010 00:00

El vertido de lodos saturados de metales pesados de la empresa de aluminio MAL, que se produjo el pasado lunes en Hungría, ha anegado alrededor de 40 kilómetros cuadrados en los que viven 7.000 habitantes, ha causado la muerte de siete personas y heridas a unas 150. Ayer, el material tóxico había alcanzado el río Danubio, la principal arteria fluvial del país, así como de Europa Central y del Sudeste. Hungría recurrió a la Unión Europea para solicitar asistencia internacional urgente. Las autoridades húngaras han identificado una necesidad inmediata de tres a cinco expertos con trayectoria sobre el terreno, en la gestión de vertidos tóxicos, limpieza y reducción del impacto medioambiental.
El Centro de Control e Información (conocido como MIC) ha estado en contacto con las autoridades húngaras para seguir la evolución de la situación, y estar listo para reaccionar con rapidez en caso de que Budapest solicitase ayuda. Tras la petición oficial de ayuda, el MIC se ha puesto en contacto con los 31 países que participan en este mecanismo y espera recibir ofertas de ayuda.

Comentarios

Otras Noticias