Ciencia

Una tierra de repuesto

domingo, 26 de septiembre de 2010 00:00
domingo, 26 de septiembre de 2010 00:00

Los astrónomos solían localizar planetas parecidos a Júpiter, es decir, gigantes gaseosos. Posteriormente comenzaron a localizar las llamadas ‘super-Tierras’: planetas del tipo terrestre extrasolares, que poseen entre una y diez veces la masa de la Tierra.
Esta tendencia fue analizada por dos investigadores estadounidenses, el sociólogo Samuel Arbesman y el astrónomo Gregory Laughlin. Aplicando métodos matemáticos, los científicos intentaron predecir cuándo se descubrirá el primer planeta extrasolar apto para la vida. Según el pronóstico, con una probabilidad del 50%, en mayo de 2011 se podrá encontrar un planeta de este tipo. Y con una probabilidad del 66% se descubrirá este planeta a finales de 2013. Con una probabilidad del 75% el hallazgo será en el 2020. Al estudiar los exoplanetas ya encontrados, los científicos calcularon el índice de habitabilidad para los 370 planetas y vincularon estos datos con las fechas de descubrimientos de dichos objetos cósmicos. Analizaron la masa del planeta y la temperatura de su superficie en la posición más cercana a la estrella a la que orbita, y calcularon cuáles de estas cualidades indicarían la existencia de agua líquida, que a su vez presupone la posibilidad de vida. Luego los investigadores introdujeron la función de ‘habitabilidad’ del planeta en una escala de 0 a 1, siendo 0 completamente inhabitable y 1 idéntico a la Tierra. Resultó que la habitabilidad crece con el tiempo, lo que les permitió hacer un pron­óstico del próximo descubrimiento de un ‘gemelo’ para nuestra Tierra. Este resultado no significa que ya conoceremos humanoides o comenzaremos a mudarnos de la Tierra. Los mismos autores advierten que su estudio no tiene en cuenta otros factores. De todas maneras, pronto comprabaremos si tienen razón.
Cabe señalar que, entre los planetas extrasolares conocidos, ya se han destacado algunos con condiciones similares a las de la Tierra. Por ejemplo, en 2007, en Chile, fue descubierto el planeta 581c, cinco veces más pesado que la Tierra, con supuestas temperaturas en la superficie de entre -3 °C y 40 °C. Sin embargo, los científicos todavía no están seguros de la posibilidad de vida en este planeta.

Comentarios

Otras Noticias