No imaginan un mundo desenchufado

Investigadores estadounidenses realizaron un estudio entre jóvenes de distintos países del mundo, incluido los argentinos. Por 24 horas no debían usar celulares ni computadoras. Quedó evidenciada la adicción que les produce el no conectarse.
viernes, 8 de abril de 2011 00:00
viernes, 8 de abril de 2011 00:00

Un informe del Centro Internacional para Medios y Asuntos Públicos (ICMPA, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Maryland, Estados Unidos, indica que ansiedad y depresión son los síntomas que provoca en los estudiantes universitarios de todo el mundo la privación durante 24 horas de sus habituales herramientas de comunicación.
“Los estudiantes universitarios de todo el mundo se asemejan sorprendentemente en la forma en la que emplean estos dispositivos y en lo adictos que son a ellos”, señala un grupo de investigadores estadounidenses.
Para su estudio, los investigadores del ICMPA pidieron a casi 1.000 estudiantes menores de 25 años que durante un día entero se abstuvieran de usar teléfonos celulares y computadoras, de ver televisión, acceder a Internet o leer periódicos digitales, oír música en un reproductor digital o jugar con una consola.
El estudio “Un mundo desenchufado” incluyó a alumnos de la Universidad Americana del Líbano; Bounermout, del Reino Unido; Chongqing, China; Hosftra, Nueva York; Makerere, de Uganda; Pontificia Católica, de Argentina; Pontificia Católica de Chile; Iberoamericana de México y St. Cyril de Trnava, de Eslovaquia.

Adicción

Los investigadores encontraron que “la adicción de los estudiantes a estos dispositivos quizá no pueda diagnosticarse de forma clínica, pero la necesidad, el apetito por ellos son muy reales y también lo es la ansiedad y la depresión” que acompañan a la privación de estos medios.
Muchos de los estudiantes que participaron en el experimento, de hecho, se describieron a sí mismos como adictos, y al no poder acceder a Internet, llamar por el celular o entrar en su cuenta de Twitter o Facebook, expresaron sentimientos de depresión, tristeza y soledad.

Construyen
identidades

“Una mayoría clara de participantes en cada país, admitió francamente que no había logrado mantenerse desenchufada”, señala el informe, que añade que “los estudiantes indicaron que los dispositivos electrónicos, en especial sus teléfonos móviles, se han convertido en extensiones de sí mismos”. Por ello, según los investigadores, los estudiantes señalaron que estar sin estos aparatos les pareció como “si hubiesen perdido una parte de sí mismos”.
En todas partes los estudiantes opinaron que la conexión con la tecnología digital a cualquier hora del día o la noche “no es sólo un hábito, sino algo esencial para la forma en que ellos construyen y manejan sus amistades y vidas sociales”.
Asimismo los jóvenes universitarios “construyen diferentes identidades ‘marca’ para sí mismos usando diferentes herramientas de comunicación para llegar a diferentes tipos de personas”, agregó el estudio.
Y el pasarse 24 horas sin conectarse fue, para muchos estudiantes, una experiencia que rasgó el telón tras el cual ocultaban su soledad.
El informe añade que, también en todas partes, “los estudiantes dependen de la música, no sólo para hacer más tolerables los viajes a la escuela y el trabajo, sino para regular sus estados de ánimo.”

Comentarios

Otras Noticias