El doodle de hoy para una precursora del mundo digital

lunes, 10 de diciembre de 2012 00:00
lunes, 10 de diciembre de 2012 00:00

Ada Lovelace tendría cuenta en Google+, Twitter y Facebook. Probablemente hablaría de las bondades del código abierto y de cómo la ciencia de la información avanza a pasos agigantados. Sería así de seguir con vida. No en vano, esta matemática británica, nacida justo hace 197 años en Londres, se puede considerar la primera programadora de la historia. Sus investigaciones han servido para que hoy en día las computadoras se haya hecho un hueco en nuestra realidad; una piedra imprescindible en la gran bóveda de genios que estos dispositivos nos están dejando a la que Google rinde homenaje este lunes para celebrar el aniversario de su cumpleaños. Para ello ha diseñado un doodle artístico en el que las letras del buscador son el nacimiento de diferentes máquinas de cálculo y análisis, entre ellas una PC, con el que hace hincapié en la gran labor investigadora de Ada Lovelace.

Londres es la cuna de esta insigne matemática apasionada por los números y que tuvo que luchar por labrarse un nombre en un momento en el que la Ciencia estaba íntimamente ligada a los varones. Ada Lovelace nació el 10 de diciembre de 1815 en la capital de Inglaterra, siendo la hija de uno de los grandes nombres de la literatura británica: George Gordon Byron, más conocido como Lord Byron. Sin embargo, los problemas de su padre -mantuvo una relación con una hermanastra y tuvo que abandonar precipitadamente Inglaterra- convirtieron esta ligazón en algo méramente anecdótico. De hecho, Ada Lovelace sólo contaba con 8 años cuando falleció su padre, del que no guardó ningún recuerdo posteriormente. Sin embargo, a pesar de una infancia algo convulsa, la joven logró asirse a las matemáticas como fuente de inspiración, algo que Google homenajea hoy.

En sus inicios, Ada Lovelace prestó atención por dos de las teorías imperantes en el momento: la frenología y el mesmetismo. La primera de ellas postulaba la posibilidad de reconocer el carácter de los individuos en base a las características fisiológicas, una postura que tuvo enorme impacto en la investigación de crímenes en el XIX. La segunda, apostaba por el magnetismo inherente a algunos animales. No obstante, fueron las cifras y los cálculos lo que realmente apasionaría a la homenajeada por Google. Lovelace se dio a la labor investigadora y se relacionó con muchos de los grandes científicos de la época como Faraday o Mary Somerville. A partir de cartas y numerosos diarios en los que ella misma cuenta sus avances, es posible encontrar interesantes rasgos sobre su personalidad y sobre su método de estudio, realmente innovador.

Fuente: Ideal.es

Comentarios

Otras Noticias