Prueban con bolsas de papas

sábado, 22 de diciembre de 2012 00:00
sábado, 22 de diciembre de 2012 00:00

El poder disfrutar de conexión a Internet en los vuelos comerciales es uno de los servicios más demandados por los usuarios. La posibilidad de trabajar a bordo con una computadora portátil, un smartphone o una tablet, o simplemente distraerse en los largos vuelos hace más cómoda la estancia en los aviones.
Las compañías prueban continuamente nuevos sistemas para poder incorporar señales WiFi en sus vuelos y que éstos no interfieran técnicamente en los viajes. Una de estas compañías es Boeing, pero para realizar este tipo de pruebas ha decidido no contar con personas. La compañía está utilizando bolsas de papas para hacer estas pruebas de conexión.
Según asegura Boeing esta decisión responde a dos motivos: por un lado, porque las papas “interactúan” con las señales electrónicas de una manera similar a los seres humanos y, por otro lado, porque a diferencia de los humanos “las papas nunca se aburren”.

Las personas no se quedarían quietas

“Las interacciones de las papas con señales electrónicas son similares a las del cuerpo humano, por lo que son el perfecto sustituto de las personas, que de otro modo habrían tenido que sentarse y quedarse inmóviles durante días”, afirmó la compañía.
Los ingenieros de Boeing realizan esta serie de pruebas para asegurarse de que los pasajeros tengan la máxima señal WiFi posible mientras vuelan, cumpliendo con las normas de seguridad que protegen de las interferencias los sistemas eléctricos de un avión.
Para probar la distribución de la señal, la empresa colocó las bolsas de papa en los asientos de los aviones, llenando el avión con más de 9.000 kilos en bolsas de estos tubérculos.

Comentarios

Otras Noticias