Internet

Argentina festeja, pelea y debate por las redes

En marzo ya había 18 millones de perfiles argentinos en Facebook.
miércoles, 26 de diciembre de 2012 00:00
miércoles, 26 de diciembre de 2012 00:00

El auge de las redes sociales en la Argentina, notorio ya desde 2010 con los comicios que llevaron a Cristina Fernández de Kirchner a la Presidencia, no sólo continuó firme en 2012 sino que logró un nuevo impulso con los “smartphones” o teléfonos inteligentes.
Así, las redes sociales volvieron a ser este año la caja de resonancia de los sucesos que conmovieron a los argentinos, pero en forma cada vez más amplia y avanzando en su capacidad de amplificación, y con frecuencia creciente transmitieron la primera versión de noticias importantes.
A fines de 2009 fue toda una novedad que Ángel Cappa anunciara su renuncia como director técnico de Huracán con una carta a los hinchas publicada en su blog, y desde mayo de 2010, la familia de Gustavo Cerati utiliza la página web oficial del músico para informar sobre la evolución de su salud.
En febrero de 2012, en cambio, el cantante Dante Spinetta utilizó Twitter para anoticiar la muerte de su padre, Luis Alberto Spinetta, y fue también esa red la que difundió los acongojados mensajes de despedida de sus tres hermanos.
Este año, millones de usuarios cuestionaron políticas o debatieron tragedias, comentaron espectáculos y competencias deportivas, polemizaron por el consumo de marihuana, la violencia de género, las inundaciones porteñas y la ley de medios.
El 22 de febrero las palabras “Sarmiento”, “TBA” y “tragedia” fueron algunos de los temas (topic, en inglés) más comentados en Twitter desde la Argentina después del accidente ferroviario que les costara la vida a más de cincuenta personas.
Hoy todavía muchos usuarios mantienen en sus perfiles la expresión “#once”, como “hashtag”, con la que conectan a otros que opinan sobre el tema.
Miles de usuarios de Facebook siguen los progresos de Luz Milagros, la beba chaqueña que nació prematura y, dada por muerta, pasó doce horas en la morgue antes de ser rescatada por su madre.
El perfil en el que su mamá, Natalia Boutet, cuenta la vida de esa familia desde hace nueve meses tiene 4742 amigos, muy cerca del límite de 5000 que plantea esa red social.
A fines de noviembre, cuando ocurrió algo parecido a un bebé llamado Santino, en Pilar, la mamá de Luz Milagros escribió a la mamá del pequeño desde su cuenta de Facebook.
“Estuve escuchándola a Gisele que dijo que no quiere tener mucho contacto con su bebé porque lo ve muy chiquito, pero desde acá, y teniendo en cuenta lo que nos pasó con Luz, le recomiendo que esté con él, porque el contacto madre e hijo es lo más importante en los recién nacidos”, aconsejó.
El 13 de septiembre y el 8 de noviembre “#cacerolazo” fue uno de los “hashtag” más usados por los argentinos, tanto por promotores como por detractores de esas protestas. Lo mismo sucedió durante el año con las sucesivas decisiones judiciales respecto de la ley de medios con “#7d”.
El 7 de noviembre, durante una serie de apagones que afectaron el área metropolitana, el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, compartió con sus 448.349 seguidores una foto suya junto a la banda estadounidense de rock Kiss, y en pocas horas se convirtió en uno de los temas más mencionados en el país.
Tras recibir por Twitter miles de críticas e ironías, Macri explicó en su cuenta oficial que “sólo estuvo diez minutos ahí”.
El 20 de noviembre la legisladora porteña Gabriela Cerruti, que tiene 56.949 seguidores en Twitter, publicó en su cuenta la foto de una planta de marihuana y desató la polémica sobre la tenencia y el consumo de estupefacientes.
Finalmente, la misma Cerruti aclaró que la planta era un regalo del militante por los derechos de género Alex Freyre, porque era masculina “y no pegaba”.
El programa televisivo “Bailando por un sueño”, conducido por Marcelo Tinelli, es uno de los temas más comunes entre los usuarios de esa red social en el país. La cuenta que el animador abrió este año en Twitter ya tiene 781.027 seguidores, mientras que algunos de los participantes de ese programa superan el millón y medio.
En cuanto a la influencia de los teléfonos inteligentes un especialista dedujo que “la aparición de modelos no tan costosos y que vienen con las aplicaciones de redes sociales incorporadas permitió que muchos argentinos vivan más conectados”.

Comentarios

Otras Noticias