Encuentran meteorito marciano en el Sahara

Los científicos destacan que la roca es similar a las que se han estudiado en misiones hechas en el planeta rojo, sin embargo, ésta tiene mayor cantidad de agua.
viernes, 4 de enero de 2013 00:00
viernes, 4 de enero de 2013 00:00

Un meteorito marciano, cuyo origen se presume es de aproximadamente 2 mil 100 millones de años y que fue descubierto recientemente en el desierto del Sahara en África del norte, difiere de todos los encontrados hasta ahora por su riqueza en agua y su similitud con rocas analizadas por las sondas de la NASA en Marte, según revela un estudio publicado este jueves.

“La roca basáltica —de origen volcánico— contenida en este meteorito es similar a la composición de la corteza marciana o de la parte superior del manto de Marte”, explicó Carl Agee, de la Universidad de Nuevo México, Estados Unidos, uno de los principales coautores de esta investigación publicada en la revista científica Science.

“Nuestros análisis de los isótopos de oxígeno muestran que este meteorito, denominado NWA (Noroeste de África) 7034, es diferente a todos los demás puesto que su composición química corresponde a la formación del Sol de Marte y a las interacciones con la atmósfera del planeta rojo”, argumentó el científico.

Según Agee, la abundancia de moléculas de agua en este meteorito (alrededor de seis mil partes por millón o diez veces más que en otros meteoritos marcianos conocidos) hace pensar que se encontraba en la superficie de Marte hace 2 mil cien 100 millones de años.

El agua podía provenir de una fuente volcánica de un acuífero cercano a la superficie, lo que hace pensar en una actividad acuosa persistió en la superficie marciana durante el comienzo de la era Siderikiana.

“Nuestros análisis de carbono muestran igualmente que el meteorito sufrió una segunda transformación en la superficie de Marte que explica la presencia de macro-moléculas de carbono orgánico”, reveló Andrew Steele, de la Institución Carnegie y uno de los coautores del estudio.

Para este científico “se trata del meteorito marciano más rico geoquímicamente jamás encontrando y los análisis que se han realizado van a revelar probablemente otras sorpresas”.

En total, se han encontrado hasta la fecha un centenar de meteoritos de origen marciano.

Hizo falta esperar a los años 80 para que la ciencia pudiera determinar el origen de estos meteoritos a partir de un estudio de gas atmosférico atrapado en el interior de las rocas.

Los meteoritos de origen marciano o lunar son raros. La mayoría provienen del cinturón de asteroides, una región del sistema solar situado entre Marte y Júpiter.

En 2012 se registraron más de 42 mil meteoritos, un número que aumenta en alrededor de mil 500 cada año, según datos de la Meteoritical Society.

Misión en Marte

Curiosity, la sonda más sofisticada hasta la fecha enviada a otro planeta por la Agencia espacial de Estados Unidos, NASA, se encuentra desde comienzos de agosto de 2012 en el cráter de Gale, en el ecuador marciano, para determinar si el llamado planeta rojo fue propicio en el pasado a la vida microbiana.

Para este 2013, el robot explorador tendrá varios objetivos, entre ellos subir una montaña de ese planeta, lo cual le podría llevar la mayor parte del año.

La misión del Curiosity es averiguar si el sitio tuvo alguna vez las condiciones ambientales para que subsistieran microbios. Los científicos ya saben que en el pasado hubo agua gracias a que el explorador descubrió un viejo cauce.

Lo que faltan son los ladrillos químicos que construyen la vida: moléculas complejas basadas en carbono. Si éstas se preservan en Marte, los científicos creen que el mejor lugar para encontrarlas es en la base del monte Sharp, donde imágenes tomadas desde el espacio revelan pistas de una interesante geología.

Será un viaje de seis meses si el Curiosity no se detiene; sin embargo, debido a que los científicos quieren comandar el explorador de seis neumáticos para examinar el suelo rocoso, dicha labor podría convertirse en una odisea de nueve meses.

Antes de ir a la montaña, todavía hay cosas que hacer. Después de pasar el Año Nuevo midiendo la atmósfera marciana, el Curiosity tendrá que encontrar la roca perfecta para perforar. El ejercicio —desde elegir una piedra hasta perforarla y descifrar su conformación química— podría durar al menos un mes.

El discurso de Armstrong no fue improvisado

El astronauta Neil Armstrong no improvisó la frase más emblemática de la historia de los vuelos espaciales.

Armstrong escribió la frase: “Es un pequeño paso para un hombre, pero un paso de gigante para la humanidad”, antes de despegar de Cabo Cañaveral, Florida, con los astronautas del Apolo Buzz Aldrin y Michael Collins en julio de 1969, dijo su hermano, según la transcripción de un documental recientemente difundido por la BBC Two.

Debido a un fallo en las comunicaciones de radio, las millones de personas que vieron en televisión cómo Armstrong se convirtió en el primer ser humano en pisar la Luna nunca escucharon el mensaje completo.

Armstrong, que murió en agosto a los 82 años, siempre había mantenido que compuso las palabras después de aterrizar en la luna el 20 de julio de 1969, mientras esperaba para salir de la nave lunar Eagle.

Sin embargo, el hermano más joven de Armstrong, Dean, hablando en una entrevista para el documental Neil Armstrong - el primer hombre en la Luna, emitido el domingo, dijo que eso no era de todo cierto.

“Dean me dijo que Neil compartió las palabras con él poco antes de salir hacia Cabo Cañaveral, así que tal vez unas dos semanas antes de la misión”, dijo el productor Chris Riley.

Milenio

Comentarios

Otras Noticias