Google lanza globos que conectan a Internet

El proyecto Loon (Lunático) busca crear una red de Internet en el cielo a través de señales Wi-Fi.
lunes, 17 de junio de 2013 00:00
lunes, 17 de junio de 2013 00:00

El gigante de Mountain View pretende que miles de millones de personas en el mundo estén conectadas a Internet, sobre todo aquellas de escasos recursos y que viven en zonas remotas, por medio de globos gigantes de helio que emiten señales Wi-Fi.

Estas acciones forman parte del Project Loon o Lunático (nombre que hace un reconocimiento de lo disparataba que es la idea de Google) en el que contempla la conexión a la Red por medio de globos de 15 metros de diámetro, que funcionarán gracias a un panel solar que con cuatro horas de carga opera por todo un día y se mantendrán unidos sobre una zona específica, gracias a "complejos algoritmos y mucho poder informático", según explicó Mike Cassidy, el director del proyecto.

Las señales se retransmiten de globo a globo. Cada unidad cubre un área de servicio de unos mil 250 kilómetros cuadrados, dos veces el tamaño de la ciudad de Nueva York. Y la orografía no es desafío para la señal.

El proyecto fue desarrollado por ingenieros del laboratorio secreto Google X, situado en Silicon Valley (California) y que trabaja en tecnologías revolucionarias, como las gafas Google Glass o los autos sin piloto.

Según el "capitán" de esos proyectos en Google X, apodado Astro Teller, el gran reto de Project Loon ha sido "navegar los globos" a través de las corrientes de aire de la estratosfera, para que se mantengan juntos, así como garantizar que "cuando uno abandone el grupo, otro llegue para tomar su lugar".

LOS BENEFICIOS

De esta manera la tecnológica busca reducir la brecha entre los 4 mil 800 millones de personas que carecen de conexión a Internet y sus 2 mil 200 millones de contrapartes que sí se encuentran conectados.

De resultar exitosa, la tecnología podría permitir a algunos países evitar el gasto de instalar cableado de fibra óptica e incrementaría el uso de internet en lugares como África y el sudeste asiático. "Es algo en verdad ambicioso. Una meta realmente enorme que perseguir", dijo el líder de proyecto Mike Cassidy. "El poder de internet es quizá una de las tecnologías de nuestra era con mayor poder para transformar" .

El equipo inició un programa piloto en Nueva Zelanda, dotado de 30 globos que tratarán de conectar a 50 personas en una primera prueba destinada a "aprender sobre cómo mejorar nuestra tecnología y el diseño de los globos".

"En el futuro, nos gustaría iniciar programas pilotos en países que compartan latitud con Nueva Zelanda", señaló Cassidy. Esa franja incluye a Argentina, Chile, Sudáfrica o Australia, situados en el paralelo 40, que presenta unas condiciones estratosféricas ideales para el proyecto de Google.

EL PRIMERO EN UTILIZAR LOS GLOBOS

La primera persona que tuvo acceso a Internet con un globo de Google esta semana fue Charles Nimmo, un granjero y empresario del poblado de Leeston. Fue uno de 50 habitantes que se inscribieron como probadores de un proyecto que, era tan secreto, que nadie les explicó qué estaba ocurriendo.

Los técnicos fueron a sus casas e instalaron receptores rojos del tamaño de balones de baloncesto. Nimmo tuvo acceso a internet unos 15 minutos antes de que el globo transmisor quedara fuera de alcance. Lo primero que hizo en la red fue revisar el pronóstico del clima, porque quería saber si era buen momento para trasquilar a sus ovejas. Nimmo es uno de muchos habitantes de zonas rurales que, incluso en países desarrollados, no tienen acceso a internet de banda ancha.

Google no ha mencionado costos, aunque dicen esmerarse en hacer los globos y los receptores tan baratos como sea posible.

Las señales viajan por el espectro radioeléctrico no regulado, lo que significa que la tecnológica no tiene que pasar por el burocrático proceso regulatorio exigido a los proveedores de internet que usan redes de comunicación inalámbrica o satelital.

Comentarios

Otras Noticias