Una visita al Museo de Bellas Artes sin necesidad de viajar a Buenos Aires

Web recomendada.
viernes, 3 de enero de 2014 00:00
viernes, 3 de enero de 2014 00:00

El Museo Nacional de Bellas Artes es uno de los más importantes de Latinoamérica y el que tiene la mayor colección de arte argentino del país.
Ubicado dentro de la Milla de los Museos, en el barrio de Palermo, fue inaugurado en 1896. La Milla de los Museos es un paseo autoguiado de Turismo Cultural entre Palermo y Retiro, en la ciudad de Buenos Aires.
Su actual sede data del año 1933, en un edificio reformado en su momento por el arquitecto Alejandro Bustillo para recibir la colección permanente.

Patrimonio

Dentro del patrimonio de arte internacional del museo se destacan obras de El Greco, Goya, Rodin, Rembrandt, Rubens, Renoir, Degas, Cézanne, Chagall y Picasso.
Entre los pintores argentinos más importantes, posee obras de Cándido López, Lino Enea Spilimbergo, Prilidiano Pueyrredón, Fernando Fader, Benito Quinquela Martín, Xul Solar, Antonio Berni, Carlos Alonso y Antonio Seguí.
El museo cuenta, además, con una sala de fotografía, una de arte andino precolombino, dos terrazas de esculturas y una biblioteca con 150.000 ejemplares.

La web

Para ingresar a la web del Museo Nacional de Bellas Artes hacer click AQUÍ.
En el menú se encuentra la opción de entrar a las Colecciones, donde se puede descubrir el patrimonio artístico de carácter público que tiene este espacio cultural.
Se pueden ver obras por Escuela, Estilo, Objeto o Período de los artistas.
También se puede elegir por los nombres de los artistas o de sus obras, sean de origen argentino o de otros países.
En la página de visitas se puede ver un calendario con muestras previstas, como también opciones tanto para el público en general como para los más chicos.
En este sitio se anuncia que próximamente ofrecerán audioguías y se pueden descargar planos del museo en pdf.
Es una web muy amigable, por lo tanto fácil de recorrer, que permite a quienes estamos a más de mil kilómetros de distancia de Buenos Aires y no podemos viajar hasta allí que podamos visitarla casi como si estuviéramos en el mismo Museo, maravillándonos con sus exhibiciones y muestras, mientras descubrimos obras plásticas de extraordinaria belleza.
 

Comentarios