Habrían vendido datos a compañías

Demandan a Facebook por interceptar mensajes privados

Los usuarios se sintieron vulnerados en su intimidad.
domingo, 5 de enero de 2014 00:00
domingo, 5 de enero de 2014 00:00

Como parte de la tradición de toda gran compañía relacionada con servicios de informática, Facebook ha sido demandada por interceptar y hacer mal uso de la información de mensajes privados. La acusación fue llevada a cabo por Mathew Campbell y Michael Hurley, dos usuarios estadounidenses que señalan que la empresa interceptó sus comunicaciones y vendió los datos a compañías de publicidad sin que existiera consentimiento previo. La red social, según indica la demanda, habría escaneado sus mensajes, que incluían enlaces URL, para recabar datos y realizar un perfil de usuarios. Facebook obtiene así un diagnóstico más detallado de la actividad web de sus usuarios. Con estas acciones, la empresa habría actuado en contra del Acta de Privacidad en Comunicaciones electrónicas. Facebook respondió a la acusación sosteniendo que los alegatos no tienen mérito.
La demanda busca un certificado de la corte (fue presentada en San José, California) para actuar en nombre de todos los usuarios del servicio que en los últimos dos años han enviado o recibido mensajes privados con enlaces web. También se ha pedido que se intime a la compañía a terminar con esa práctica y un resarcimiento de USD 10 mil para cada usuario.
Los demandantes citaron una investigación realizada por la agencia suiza de seguridad High Tech Bridge. La investigación de dicha empresa abarcó redes sociales. Unos 6 servicios fueron apuntados por vigilar y acceder a enlaces dentro de los mensajes. Entre ellos, aparecían Facebook, Twitter y Google+. El caso de Google es uno de los más conocidos. Su sistema de correo gratuito Gmail fue demandado en 2012 por la creación de avisos basados en el contenido de los mails. Google señaló en su momento que los usuarios consentían esta práctica cuando creaban una cuenta para el servicio.
La presentación de Campbell y Hurley también menciona las quejas de Facebook al respecto de las actividades de la NSA. Afirma que mientras esa empresa apunta su rechazo a dar datos de usuarios al gobierno, no tiene ningún problema en vender la información a las compañías privadas. “Al presentar a los usuarios el contenido de los mensajes de Facebook como privado, se crea una oportunidad de negocio para Facebook. Los usuarios creen que se comunican de forma gratuita en un servicio libre de monitoreo y son más proclives a revelar datos sobre sí mismos que no revelarían si supieran que el contenido está siendo observado”, señala el documento.
Facebook tiene un historial de acusaciones por el manejo del contenido de los usuarios. En octubre de 2013, anunció que anularía la habilidad de los usuarios de retirarse de los resultados de las búsquedas.

Comentarios