Tinder pedirá el DNI para evitar perfiles falsos

jueves, 19 de agosto de 2021 12:03
jueves, 19 de agosto de 2021 12:03

Tinder anunció una modificación que puede transformar su uso y el tipo de público que la utiliza. La plataforma de citas añadirá una verificación de identidad de sus usuarios, aunque por ahora “empezará siendo voluntario”, según un comunicado de la empresa que evidencia que terminará siendo obligatorio.

Para algunos, la necesidad de verificar la identidad mediante un documento oficial puede convertirse directamente en un motivo para dejar de utilizar la aplicación. No existen informes fiables sobre el estado civil o de relación de pareja de quienes recurren a la app en busca de un contacto amoroso o directamente sexual, pero existen evidencias de que existe un considerable número de personas casadas que prueban la aventura extraconyugal mediante esta aplicación.

Si bien, no existen estudios sociológicos fiables sobre perfiles reales de los usuarios de esta app, hace seis años la consultora de audiencias GlobalWebIndex publicó un informe que aseguraba que el 30% de los usuarios de Tinder estaba casado y otro 12% tenía pareja. Para todos ellos, identificarse en una plataforma de contactos online mediante un documento como el DNI se presenta como motivo que les haga cambiar de planes.

Tinder ya ha probado un sistema de verificación de identidad en Japón desde el 2019. En los próximos meses comenzará a integrarlo, sin obligatoriedad inicial, en el resto de los 190 países en los que opera y en los que tiene un número de usuarios que la empresa no dice, aunque su app ha sido descargada 450 millones de veces. En sus nueve años de existencia, la plataforma ha conseguido que se produzcan 60.000 millones de matches (encuentros), situación en la que dos personas señalan que se gustan mutuamente y pueden abrir una conversación.

Para poner en funcionamiento el sistema de verificación, Tinder anunció que tendrá en cuenta las recomendaciones de los expertos, las aportaciones de sus miembros, “los documentos más apropiados en cada país y las leyes y normativas locales”.

En este sentido, Rory Kozoll, jefe de producto de confianza y seguridad de Tinder, señaló en el anuncio del lanzamiento de la verificación de identidad que esta es “compleja y llena de matices”. Por ello, antes de imponerla van a adoptar “un enfoque de prueba y aprendizaje para el despliegue”, según añadió.

El pedido de Tinder a la identificación real de sus usuarios es un paso de seguridad, por mucho que provoque desconfianza. Se trata de “darles más confianza en que sus parejas son auténticas y más control sobre con quién interactúan”. “Esperemos –concluyó Kozoll– que llegue el día en que el mayor número posible de personas estén verificadas en Tinder”.

La compañía es consciente de que la identificación mediante documento oficial puede provocar el rechazo de quienes ahora utilizan la app amparados en el anonimato. “Sabemos que en muchas partes del mundo y dentro de las comunidades tradicionalmente marginadas, las personas pueden tener razones de peso por las que no pueden o no quieren compartir su identidad en el mundo real con una plataforma online”, admite Tracey Breeden, vicepresidenta de seguridad y defensa social de Match Group, la empresa matriz de Tinder.

Esta no es la única iniciativa para que las identidades online sean lo más cercanas a las reales. Ya existe un sistema de verificación fotográfico que obliga a hacerse una foto en tiempo real para cotejarla con la imagen del perfil.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias