TV en Internet, el negocio que crece

Estudios de cine y empresas de televisión paga, en una lucha por controlar un mercado con millones de usuarios.
lunes, 06 de septiembre de 2010 00:00
lunes, 06 de septiembre de 2010 00:00

La expansión de Google en el mercado televisivo está causando temor entre los principales estudios de Hollywood.
A través de Google TV, los consumidores podrían ver gratis sus programas favoritos de televisión y películas, en lugar de abonar la alta mensualidad del servicio de televisión pago. De ahí el temor de la TV paga y de Hollywood ante esta nueva opción, que parece ine-vitable, y que ya se compara con los daños que Napster provocó en la industria de la música en su momento.
A pesar de lo inminente de Google TV, que se interpondrá entre los consumidores y los estudios, aún no está claro cómo va a lidiar la compañía con la compensación a los estudios de Hollywood por el uso de su contenido.
El otro elemento que se añade a esta contienda es Youtube, propiedad de Google, que anunció esta semana que está en negociaciones con los estudios de Hollywood para lanzar a finales del año un servicio que permitiría a los usuarios ver películas a través del portal de videos. De acuerdo con fuentes cercanas a la compañía, las cintas estarían disponibles al mismo tiempo que figuran en iTunes de Apple y en Amazon.

Bajó la recaudación por ventas de DVDs

Según el “Financial Times”, las negociaciones entre los estudios y Youtube se han intensificado en los últimos días, ya que Apple está próximo a anunciar un servicio mejorado de su Apple Tv llamado iTV.
Esta contienda coincide con la peor crisis por la que ha pasado Hollywood en los últimos años. No sólo ha descendido la recaudación por concepto de ventas de DVDs, sino que son cada vez menos las películas que resultan rentables para los estudios.
Ahora, los estudios sólo confían grandes cantidades de dinero a proyectos como secuelas, comedias, cintas en tres dimensiones o trabajos que saben que tendrán un éxito garantizado. Por eso ahora más que nunca los superhéroes y las películas de acción están en pleno auge, no así las películas de autor.

Bajan suscriptores, sube la navegación

Además de esa crisis, está el otro gran problema para Hollywood, que pasa por el cambio en la manera de consumir la televisión de los estadounidenses.
Por primera vez en la historia ha descendido el número de suscriptores al servicio de cable, que en muchos casos proporciona entre 100 ó 200 canales de televisión por un pago mensual que va de los 50 hasta los 150 dólares al mes, una señal inequívoca de que los diversos contenidos gratuitos por Internet están amenazando ese otro negocio y fuente de ingreso para las arcas de los grandes estudios.
Una página como Hulu.com, por ejemplo, está ubicada actualmente entre las 20 más visitadas en Estados Unidos. Se trata de un portal de Disney, News Corp y NBC donde se pueden encontrar todo tipo de películas, documentales y series de televisión abiertas al público y gratis. Y como esas, muchas otras que han optado por generar tráfico regalando el contenido. De hecho, cuando Google realizó demostraciones a los ejecutivos de las cadenas de televisión, el aparato confundió un programa de la cadena por uno de la competencia y, lo más grave: presentó un listado de las diferentes formas de ver en Internet a través de la televisión los principales shows, y ninguna incluía el sitio web de la cadena.
También está Nexflix, un servicio de películas online que permite acceder a una interminable colección de títulos por menos de 10 dólares al mes, lo que está llevando a muchos usuarios a desconectar el servicio de televisión por cable.
Es un fenómeno que parece imparable y que amenaza con convertirse en una guerra abierta por controlar un mercado con millones de usuarios en todo el mundo. Hollywood deberá flexibilizar su postura para formar parte del pastel, de lo contrario gigantes como Google podrían hacérselo pagar muy caro.

Comentarios

Otras Noticias