Hoy, a las 10.30, en el Pueblo Perdido de La Quebrada

Tradicional homenaje a la Pachamama

Mario Toro será el encargado del tradicional ritual puneño, en homenaje a la Madre Tierra.
viernes, 06 de agosto de 2010 00:00
viernes, 06 de agosto de 2010 00:00

La Secretaría de Estado de Cultura organiza e invita a la comunidad en general al gran homenaje a la Pacha Mama, que se llevará a cabo hoy, a las 10.30, en el Pueblo Perdido de La Quebrada.
Cabe recordar que se trata de una fiesta que se celebra en todas las regiones andinas de Latinoamérica, donde habitantes de los pueblos originarios rendían culto a la Madre Universo.
El profesor Mario Toro, coordinador del evento, explicó que los pueblos originarios, cada mes de agosto, agradecían a la Pachamama por la creación y le solicitaban permiso para todo acto que iban a realizar.
En el lugar se erige una apacheta, un montículo de piedras a manera de altar, donde se realizará el homenaje con la chaya y la corpachada, depositando las primicias de la comida preparada para ofrendar a la Pacha: un poco de chicha, hojas de coca, cigarrillos encendidos que se clavan en la tierra, trocitos de lana de alpaca coloreada. Son regalos que se le hacen a la tierra para agradecerle por todo lo que ella da.
También se realizará el “chuscha rutu”, ceremonia que consiste en el primer corte de cabello de los niños, y la imposición del nombre. Aquél que realiza el corte, se convierte en el padrino del pequeño. Cada trenza cortada se paga con una dote que tiene la finalidad de convertirse en un medio de subsistencia del sujeto, como un par de gallinas o de ovejas, y otros elementos relacionados con la producción.
Cabe resaltar que en ámbitos de la Legislatura provincial se encuentra en análisis un proyecto de ley, para declarar de interés legislativo a dicha ceremonia de tributo a la Madre Tierra.
Este ritual es, probablemente, la más popular de las creencias mitológicas del ámbito puneño, que aún sobreviven con fuerza en algunas regiones del Noroeste Argentino y especialmente en la zona de la puna. La difusión del mito usa como vehículo a las lenguas quichua y aimara.
Cuando llegaron los españoles, la Pachamama ya era una leyenda en el folclore, lo cual indica que su origen hay que buscarlo en las comunidades agrícolas del occidente sudamericano.

Comentarios

Otras Noticias