Referentes de la música y la danza se autoconvocaron en la Secretaría de Cultura para elevar el pedido

Se eliminó la cláusula que limitaba las actuaciones en el festival mayor del Poncho

Se flexibilizó la convocatoria ante el compromiso de los artistas de que se sumarán a propuestas serias y que tengan continuidad.
sábado, 04 de mayo de 2013 00:00
sábado, 04 de mayo de 2013 00:00

El viernes hubo una reunión entre músicos locales y autoridades de la Secretaría de Cultura provincial, donde se acordó modificar la normativa que establecía que cada artista podía participar hasta de tres propuestas durante el festival mayor de la Fiesta Nacional del Poncho. En el encuentro, del que participaron la titular de Cultura, Patricia Saseta, y la directora de Industrias Culturales, Gabriela Ávila, se definió que no habrá límites de actuaciones.
Así se informó a través de un comunicado desde el organismo, en el que se precisó que la reunión fue en un marco de respeto y diálogo, y que participaron artistas que se habían autoconvocado en la Secretaría, y se nombró a músicos de las generaciones jóvenes del folclore. Pablo Reinoso, Germán Selva, Armando Molas, Juan Ignacio Molina, Franco Zárate, Gaby Sosa, Enzo Zelayarán, Oscar Pérez -danza- Freddy Romero, Luis Bazán, Leonardo Eschmuller, Ricardo Gareca y Jorge Zurita, participaron del encuentro.
La cláusula que establecía hasta tres actuaciones en el festival mayor, había sido modificada la semana pasada ya que en la edición 2012 los artistas sólo podían subir una vez al escenario. Ahora, se ve que los músicos plantearon la apertura total y lograron flexibilizar el reglamento en ese sentido.
“Desde la Secretaría de Cultura se decidió retirar de la convocatoria la cláusula que establecía un límite de actuaciones para los artistas en el marco de la fiesta, no por entender que se tratase de una exigencia que impide la libertad de trabajo, sino apostando al compromiso -asumido por los músicos presentes- de sólo sumarse a propuestas artísticas genuinas y con las que hayan venido trabajando con continuidad”, señala el comunicado.
La cláusula de límite de actuaciones fue impuesta por entenderse que había músicos que participaban en muchas propuestas (en desmedro de otros), y para abrir el juego a otros noveles artistas. Ahora, Cultura apuesta a que el compromiso “de sólo sumarse a propuestas artísticas genuinas y con las que hayan venido trabajando con continuidad”, de parte de los instrumentistas, se cumpla.
“Asimismo –se informó- desde la Secretaría se decidió incluir, dentro de los criterios a tener en cuenta a la hora de considerar las propuestas elevadas, ‘la continuidad en la integración del grupo que presenta la propuesta’. Este criterio se suma a los ya establecidos (autenticidad, creatividad, originalidad, vigencia, estética escénica e integración de lenguajes artísticos) para la selección de las propuestas escénicas”. Con respecto a ello, se indicó que ambas partes entendieron que permitirá “realzar la calidad artística del festival, dando prioridad a aquellos solistas y grupos que hacen de la música su profesión y trabajan seria y responsablemente todo el año en ese sentido, evitando situaciones de conformación improvisada de agrupaciones artísticas”.
Desde Cultura se recordó algo muy cierto, y que es la gran cantidad de propuestas que se inscriben cada año para participar del festival mayor, número que no se condice con lo que se ve en el ruedo durante la temporada anual. Esta situación se comenzó a encarrilar unos años atrás, aunque nunca dejaron de plantearse polémicas, reclamos y hasta serias acusaciones de parte de músicos que no son contratados para el festival.
Este año, la convocatoria para presentar propuestas cerrará el miércoles próximo, y seguramente sobrevendrá el reclamo de aquellos que ya las presentaron en el marco de la anterior limitación.
 

Comentarios

Otras Noticias