Yoga facial, una tendencia que ayuda a sobrellevar la "nueva normalidad"

lunes, 23 de noviembre de 2020 18:01

No es novedad que el año 2020 está marcando su impronta como un año problemático y si nos dieran a elegir borrarlo de nuestras vidas nadie "se cree" que se opondría.

Esta "nueva normalidad" trajo consigo mucho estrés ya que somos como "conejillos de india" en todos los aspectos del día.

Una opción para sobrellevar el día a día de esta pandemia podría ser el yoga facial, ya que se ha convertido en una rutina sencilla de practicar con la que liberas estrés y además fortalecerás 57 músculos de la cara. 

Además de combatir las arrugas, mejora la circulación y eliminas toxinas. Sus beneficios variados pueden aprovecharse por la noche, una vez que finalizas la rutina cotidiana. 

En este sentido, se realizan masajes y estiramientos enfocados en los músculos que intervienen en las expresiones y movimientos del rostro.

Con el paso del tiempo, los tejidos pierden flexibilidad debido a la disminución del colágeno. Esto ocasiona que la piel y los músculos decaigan y evidencien un aspecto flácido, con arrugas. Hay varias maneras de prevenirlo o contrarrestarlo y una de ellas es el ejercicio.

Así como sucede con el resto del cuerpo, si los músculos de la cara no se ejercitan también pierden fuerza y tono.

Beneficios de practicar yoga facial

  • Combate la flacidez:

Realizando a diario una rutina de ejercicios de yoga facial activarás los músculos del rostro. Esto mantiene el tono muscular y la firmeza, así como mejora la apariencia de la piel.

Por otra parte, la falta de hidratación incide en el deterioro de la flexibilidad. Pero el yoga puede ayudar a que los hidratantes se absorban con más eficiencia, con todos los beneficios que ello significa.

  • Aporta flexibilidad:

La piel seca es un posible signo de enfermedades. Y si está flácida predispone a la aparición de arrugas. Por el contrario, mientras más flexible sea la piel, más tersa lucirá, retardando en aparecer o notarse las huellas del envejecimiento.

En la medida que con el yoga facial se mantiene la flexibilidad de la piel, no solo se atenúan las arrugas, sino que hasta se reducen. Y es que esta práctica nos ayuda a liberarnos del estrés que se acumula y se evidencia en el rostro.

Ejercicios de yoga facial

El búho

Este es un ejercicio completo que te ayudará a reafirmar y a reducir las líneas y las arrugas de la frente. Haz una “c" con los pulgares e índices y colócalos alrededor de los ojos. Con los índices encima de las cejas y los pulgares sobre las mejillas, tira hacia arriba para tratar de levantar las cejas con los ojos muy abiertos. Mantén esta posición durante dos segundos, relájate y repite de nuevo tres veces más. A continuación, quédate en esta postura durante 10 segundos.

El trompetista

Aquí nos centraremos en las mejillas, y conseguirás levantarlas, suavizarlas y reafirmarlas. Llena las mejillas de aire despacio y luego pásalo de un lado al otro, durante 30 segundos. Para mantener el área de los labios fuerte y suave, puedes poner una mano sobre los labios como si estuvieras tocando una trompeta.

Beso de Marilyn

Indicado para los labios, consta de dos partes. Primero, inclina la cabeza hacia atrás suavemente y, mientras miras hacia arriba, haz el gesto de dar un beso emulando a Marilyn Monroe. Repítelo 10 veces haciendo el sonido del beso. Después relaja la cara y respira profundamente. Segundo, tras exhalar imagina que estás soplando una vela, empujando los labios ligeramente. Relájate y repítelo dos veces más.

Papada

Colócate como si sujetaras tu cabeza con una mano, empuja la barbilla hacia abajo sobre los dedos que la sostienen y apoya el codo sobre la otra. Mantén la postura durante tres respiraciones profundas. Después utiliza los dedos dando toques suavemente en la parte inferior de la barbilla. Alterna con cada una de tus manos durante 15 segundos.

Fortalecimiento del cuello

Párate firme, mirando al frente. Gira la cabeza hacia la derecha, ni muy rápido ni muy lento. Una vez que la barbilla está alineada con el hombro, inclina la cabeza un poco hacia atrás y mantén la postura por diez segundos. Vuelve a la posición inicial y ahora el movimiento debe ser hacia la izquierda. Haz esto cuatro veces para cada lado.

Ejercicios de relajación

Para terminar tu rutina diaria de yoga facial realiza un masaje de relajación. Usa las yemas de los dedos para masajear el rostro, haciendo presión suave y realizando círculos desde la mandíbula inferior hasta la nuca.

Luego golpea suavemente el rostro con las yemas y los dedos. Frota las palmas y, cuando estén calientes, colócalas sobre los ojos cerrados haciendo ligera presión. Todo esto debe ir acompañado de inspiraciones profundas.

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias