4 recetas bajas en grasas para mejorar tu día a día de manera saludable

miércoles, 7 de abril de 2021 18:08

¿Quién dijo que comer de manera saludable lleva una organización "estratégica"? Resulta que si, pero con una buena alimentación tu día a día puede resultarte "más llevadero" y hasta incluso hacer que parezca más corto.

 Cocinar con bajas calorías no tiene por qué ser aburrido o que tenga sinónimo de hacer comida poco sabrosa. Es por esto que hoy te dejamos 4 recetas bajas en grasas y fáciles de realizar:

1) Paltas rellenas con atún y huevo:

Para realizar este plato necesitarás muy pocos ingredientes y los tendrás listos en cuestión de minutos. Casi se tarda más en cocinarse el huevo que la elaboración en sí. 

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS:

  • 4 paltas maduras
  • 1 limón
  • 1 cebolla
  • 1 tomate
  • cilantro
  • 4 latas de atún
  • Sal y pimienta

PREPARACIÓN:

Ponemos los huevos en una olla con abundante agua. Llevamos a ebullición y contamos 15 minutos a partir de que el agua comience a hervir. Pasado el tiempo, los huevos ya están cocidos.

Mientras se cocinan preparamos el resto de la receta. Cortamos cada palta a lo largo, llegando a la parte del interior. Retiramos ésta y separamos la pulpa de la cáscara, intentando no dañar ésta última en el proceso. Seguimos hasta retirar toda la pulpa de la palta. La reservamos en un bol.

En el bol, añadimos el zumo del limón, una pizca de sal y de pimienta y vamos aplastando con un tenedor. Hasta que se triture bien toda la pulpa. Pero no es necesario que quede como un puré, es más, si queda algún mazacote, mejor. 

Ahora, añadimos la cebolla, el tomate y el cilantro picados. Mezclamos todo y después añadimos el atún y el huevo cortado en trozos no muy pequeños. Volvemos a mezclar hasta que quede una mezcla más o menos homogénea pero, que el atún, quede en trocitos grandes. Que se vea y destaque. Así, tendrá también "mayor mordida".

Volvemos a rellenar las cáscaras con esta mezcla. Listo para servir.

Puedes servir estas paltas rellenos de atún y huevo al instante o dejar que reposen un poco en la nevera. Dependiendo el tiempo disponible que tengas. Si los haces con antelación, te recomiendo esta última opción. 

2)  Muslos de pollo dorados en sartén con salsa de chimichurri

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS:

  • 1 taza de hojas de cilantro ligeramente comprimidas, con sus tallos tiernos
  • 1⁄2 taza de hojas de perejil ligeramente comprimidas, con sus tallos tiernos
  • 1⁄4 de taza de jugo de limón recién exprimido
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • 2 cucharadas de agua
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1⁄4 de cucharadita de sal gruesa
  • 1/8 de cucharadita de ají molido
  • 4 muslos de pollo, deshuesados, sin la piel, sin la grasa, secados con papel de cocina y cortados a la mitad
  • 1 diente de ajo, picado 

PREPARACIÓN:

1. Mezclá el cilantro, el perejil, el jugo de limón, el aceite, el agua, el comino, la sal y el ají en una procesadora de alimentos o licuadora, y procesá hasta que las hierbas queden finamente picadas. 

2. Colocá el pollo en un recipiente grande. Agregá 1 cucharada (15 ml) de la salsa y agitá hasta que quede recubierto. Incorporá el ajo a la salsa restante y pasá a un bol pequeño para servir. Reservá. 

3. Calentá una sartén grande antiadherente a fuego medio hasta que esté lo suficientemente caliente como para verter una gota de agua y que chisporrotee. Recubrila cuidadosamente con aceite en aerosol. Agregá el pollo y distribuí los trozos de modo que no se toquen entre sí; si es necesario cociná en dos tandas. Sellá el pollo, ajustando el fuego para mantener un chisporroteo constante hasta que la carne esté dorada y bien cocida, unos 5 minutos de cada lado. Con todos los muslos de pollo en la sartén, agregá la marinada restante. Cociná, girando el pollo, unos 3 minutos. 

4. Transferí a una fuente para servir, y poné la salsa aparte. 

Cada porción aporta: 158 calorías, 10 g de grasas totales, 2 g de grasas saturadas, 3 g de carbohidratos, 14 g de proteínas, 1 g de fibra, 57 mg de colesterol, 212 mg de sodio, 29 mg de calcio.

3) Medallones de solomillo de cerdo con salsa de limón, miel y mostaza 

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS:

  • 625 g de solomillo de cerdo
  • 1 cucharada de hojas de tomillo fresco picadas
  • 1 cucharadita de ralladura de limón
  • 1/8 de cucharadita de pimienta negra recién molida
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de echalottes picados
  • 1⁄2 taza de caldo de pollo sin sal
  • 2 cucharadas de jugo de limón recién exprimido
  • 1 cucharadita de mostaza con miel, o a gusto 

PREPARACIÓN:

1. Rebaná el cerdo en 12 medallones, cada uno de 1,5 cm de espesor. Disponé unas cuantas rebanadas entre hojas de film plástico y machacá con un martillo para carne o la base de una sartén pequeña y pesada hasta que tengan un espesor de 0,5 cm. Repetí hasta haber formado todos los medallones. 

2. Mezclá el tomillo, la ralladura de limón y la pimienta en una taza y esparcí en forma pareja sobre el cerdo, presionándolo contra la superficie con los dedos. 

3. Calentá el aceite en una sartén o cacerola mediana a fuego moderado a fuerte hasta que esté lo suficientemente caliente como para verter una gota de agua y que chisporrotee. Agregá el cerdo, en tandas de algunas rodajas por vez, y cociná por 3 minutos. Giralo y cociná del otro lado por 2 minutos más. Reservá. 

4. Bajá el fuego, incorporá los echalottes a la cacerola y cociná, revolviendo, hasta que estén tiernos, unos 3 minutos. 

5. Agregá el caldo y subí el fuego. Herví, revolviendo para aflojar las partes doradas de la cacerola, hasta que el líquido reduzca a la mitad. Añadí el jugo de limón y la mostaza con miel, mezclando bien. Devolvé el cerdo a la cacerola con la salsa hasta que se caliente lo suficiente. 

Cada porción aporta: 196 calorías, 7 g de grasas totales, 1 g de grasas saturadas, 2 g de carbohidratos, 30 g de proteínas, 0 g de fibra, 92 mg de colesterol, 143 mg de sodio, 14 mg de calcio. 

4) Espaguetis de calabacin

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS:

  • 3 calabacines grandes
  • sal
  • aceite de oliva

PREPARACIÓN:

1. Lo más complicado de la receta es el corte de los espaguetis. Pero no es difícil. El truco está en cortar los calabacines de la forma correcta. Primero, lo cortamos a lo largo de los mismos en tiras. Estrechas, pero no demasiado ya que al cocinarlas saltarán el agua, encogerán y se pueden quedar en nada. Después, el corte se lo haremos a lo largo de cada una, más o menos de la misma anchura. Al final, deben quedar unas tiritas algo más anchas que unos espaguetis o tallarines.

2. En una cazuela ancha, con muy poquito aceite ponemos las tiras del calabacín y las salteamos aquí a fuego muy fuerte durante tan sólo un minuto, tiempo suficiente para que se cocinen parcialmente. 

3. Ahora preparamos nuestra salsa favorita. Por ejemplo, una salsa de tomate, una salsa de queso, una salsa de ajitos. En fin, lo que más te guste. Cuando esté lista, simplemente introducimos los espaguetis dentro de esta salsa y cocinamos todo tres o cuatro minutos más hasta que el calabacín esté ya integrado bien con la salsa.

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias