Apostillas

domingo, 24 de marzo de 2013 00:00
domingo, 24 de marzo de 2013 00:00

LA MÁS SENTIDA PÉRDIDA. En las primeras horas del pasado sábado, se supo del deceso de la señora María Inés Carrizo de Rizzardo, esposa de Oscar “El Loco” Rizzardo y mamá de Miguel “Mono” Rizzardo, dos grandes figuras del balompié catamarqueño, el primero de ellos todavía figura en el fútbol de veteranos. Sus compañeros de la categoría Master de la Mutual del Banco de Catamarca hacen llegar sus condolencias por tan dolorosa circunstancia a toda la familia, y ruegan por una pronta resignación. “3er Tiempo de Veteranos” también llega para abrazar a Oscar, acompañando el difícil y sentido momento. ¡Fuerza, Loco!
SE CUMPLEN PLAZOS. Hoy comienza una semana que tendrá tan sólo tres días hábiles, y en la que se concretará el cierre del período de pases interclubes. Será bueno para todos los interesados tomar las precauciones que el caso requiere, ya que seguramente la sede de la Liga se verá abarrotada en concurrencia para realizar dicho trámite. Por ello recordamos que tanto los pases como las inscripciones tendrán atención de 20 a 22. También es necesario recordar que todo lo relacionado con los requerimientos administrativos, presentación de certificados médicos y listas de buena fe definitivas, tienen como fecha de vencimiento el día 23 de abril próximo, jornada en la que se ha dispuesto llevar a cabo la postergada Asamblea, la cual dará comienzo a las 20.30, por lo que hasta minutos antes se receptará dicha documentación.
¿QUÉ HACEMOS CON LOS CHICOS? Continúa la preocupación (sólo para algunos) por la presencia de los menores en el terreno de juego; pudimos registrar imágenes de lo ocurrido en el predio de San Antonio, aunque no es en el único lugar que esto ocurre; la cuestión es quién se hace cargo de cumplir con lo solicitado por la dirigencia de la entidad Madre, porque en la muestra se observa claramente que NINGUNA PERSONA MAYOR de las que rodean a los chicos les presta atención. En las fotos se observa a jugadores, técnicos, árbitros, padres, abuelos y familiares diversos, que nada hacen. Alguna vez se animará alguien a ponerle el cascabel al gato; esperemos que se haga antes de tener que lamentarlo.

Comentarios

Otras Noticias