Ecos de la gran fiesta catamarqueña

Lo que dejó el Poncho 2010

Cifras oficiales estiman que hubo, en promedio, 2.500 personas en cada una de las quince noches del festival mayor.
lunes, 02 de agosto de 2010 00:00
lunes, 02 de agosto de 2010 00:00

El cierre de una nueva edición del Poncho dejó aspectos para analizar:

•Sin dudas, los números folclóricos nacionales que mayor ovación se llevaron fueron Los Huayras, Patricia Sosa, y El Chaqueño Palavecino.

•En cuanto a artistas locales, se observó el crecimiento de figuras como Itatí Álvarez, Dalma Robles, Las Voces del NOA, y Noelia Tula. A ellos, se suma la consolidación como exponentes de la música catamarqueña de Cololo Macedo, Emilio Morales, Los Rieles, Nadia Larcher; y la siempre vigente trayectoria de Catamarca Tres, Los de Catamarca, Carlos Martínez, y Rafael Toledo.

•La producción estuvo a cargo de la empresa mendocina De Pura Cepa, con un aceitado manejo de horarios de escenarios, excelente iluminación y sonidos, destacado arte visual, y buena relación con la prensa.

•Un punto a analizar es la actuación de los ballets. Son los encargados de la apertura en cada una de las noches y la puesta en escena de excelentes obras son apenas apreciada por un escaso público en esa hora. Sería acertado que repitan su actuación promediando la noche.

•La cobertura periodística fue amplia y permanente. Ya sea por radio, TV o diarios, la comunidad estuvo informada de todo lo que sucedió en el Poncho.

•Casi sin fisuras, la locución estuvo a la altura de la Fiesta. Jorge Álvarez, Claudio Veracruz, Pablo Orellana, Mariel Salazar, José Yunes, y Viviana Gil cristalizaron un sobresaliente trabajo.

•La escasa concurrencia de público en las denominadas Noches Federales fue uno de los puntos flacos, y se debió a la ausencia de números convocantes y a una escasa difusión del contenido artístico de las delegaciones. Este panorama se pudo revertir en parte, cuando se dispuso, sobre la marcha, entrada libre y gratuita.

Comentarios

Otras Noticias