FRUTA

Damasco

Prunus armeniaca, el Albaricoquero o Damasco es una fruta originaria de China
miércoles, 13 de octubre de 2010 · 00:00

En Andalucía, Argentina, Bolivia, Chile, Canarias, Cuba, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela se lo denomina damasco que probablemente se relaciona con la asociación de la fruta con la ciudad de Damasco.  El nombre francés, abricot, alemán, Aprikose, e inglés, apricot derivan del español albaricoque que es una adaptación del árabe al-burquk.

El damasco es una drupa globosa, amarilla y muy sabrosa. Piel más o menos anaranjada, teñida de rojo en la parte expuesta al sol, recubierta de una finísima pubescencia y con un surco muy marcado, que se extiende del pedúnculo a la parte opuesta.

Pulpa más o menos adherida al hueso, más o menos jugosa y perfumada.

Es un fruto similar al melocotón pero mucho más pequeño, de color amarillo pálido o anaranjado con alguna sombra roja.

La pulpa no es muy jugosa, tiene cierta textura fibrosa y consistencia harinosa cuando el damasco está maduro.

Se consume principalmente como fruta fresca, aunque también se utiliza para fabricar algunos derivados como compotas, mermeladas, zumos y los famosos 'orejones' que no son más que damascos secos.

Los damascos han de consumirse bien maduros ya que solamente con una buena exposición a la luz solar se producen unos frutos sabrosos.

 

Orejones de damasco y melocotón son frutas desecadas. Se obtienen a partir de damascos y melocotones maduros a los que se les suele quitar la piel, se deshuesan y trocean. Posteriormente se desecan.

Más información sobre el Damasco.

Comentarios