Mendoza

Un hombre bebió de una botella sin saber que era veneno y murió

viernes, 29 de noviembre de 2019 12:59
viernes, 29 de noviembre de 2019 12:59

La muerte de un empleado de una finca tras sufrir envenenamiento está siendo investigada por las autoridades. El hecho ocurrió hace un mes en Tunuyán (Mendoza) y la familia de la víctima se ha constituido como querellantes en la causa.

La causa nació el 25 de octubre pasado cuando Irineo Cazon ingresó con un cuadro de intoxicación severa al hospital Scaravelli, de Tunuyán. A los pocos minutos, el hombre perdió la vida.

Según reconstruyó en la causa penal, en horas de la madrugada se encontraba comiendo un asado en la finca Gabriel Porcell, ubicada en la localidad de Villa Seca. Allí estaban el capataz de la finca junto con algunos de los empleados.

Dos días antes, el dueño del lugar le había entregado al capataz una botella de plástico de medio litro que contenía veneno para utilizar en el lugar. El hombre la dejó en su camioneta y luego en una heladera de la propiedad.

En un momento del asado, el capataz salió de la casa para hablar por teléfono y cuando volvió a ingresar se encontró con Cazon vomitando en el lugar. Había tomado el contenido de la botella plástica.

Se inició un expediente que lidera el fiscal departamental Jorge Quiroga, caratulado como averiguación muerte y que hasta el momento no tiene imputados.

Uno de los 7 hijos de la víctima se constituyó como querellante en la causa en los últimos días.

Según confirmaron fuentes judiciales, la víctima solía consumir alcohol y esto habría dañado sus órganos, lo que contribuyó para que su cuerpo no pudiera asimilar la ingesta del veneno.

Fuente: Diario Uno (por Sebastián Salas).

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
100%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias