La acusada fue considerada coautora

Perpetuas por el crimen del motel

Los familiares de la víctima se mostraron conformes. La defensa de la joven dijo que fue una pena “dura”.
jueves, 19 de octubre de 2017 00:00
jueves, 19 de octubre de 2017 00:00

Ayer por la mañana fueron sentenciados a la pena máxima prevista por la ley, Ariel Leguizamón  (32) y Jessica Paola Ferreyra (29) al ser encontrados culpables de asesinar a Jorge Mauricio Herrera (44) en el sangriento episodio denominado el “crimen del motel”.
Ambos condenados fueron trasladados a sus lugares de reclusión mediante un fuerte operativo de seguridad que se dispuso en la Cámara Penal Nº3 tras conocerse el fallo unánime de los jueces César Marcelo Soria, Jorge Rolando Palacios y Patricia Raquel Olmi.
A la salida de la audiencia, el cuñado del hombre fallecido que, entre otros familiares presenciaron el debate, expresó en medios radiales que “era lo que veníamos solicitando para nuestro cuñado, que fue víctima de semejante atrocidad. En lo particular, tener que ver en la morgue el cuerpo de mi cuñado, con tanto ensañamiento, muy dañado y con golpes en la cabeza, fue terrible. Estamos muy conformes con el fallo del Tribunal”.

“Pena muy dura”

A su vez, la defensora oficial de la joven, Mariana Vera, en diálogo con El Esquiú.com expresó que “consideramos que esta es una pena muy dura, ya que sostuvimos que la voluntad de mi defendida estaba bajo la coacción de su marido, pues quedó ampliamente comprobado que estaba sometida a él. No nos queda otra que aguardar los fundamentos del fallo (que se darán a conocer el 1 de noviembre) y considerar presentar una casación”, explicó la letrada.

“Coautora”

La decisión de los jueces da cuenta de que la joven fue considerada como “coautora penalmente responsable” del delito de “homicidio agravado por alevosía”, delito que prevé solamente la pena de prisión perpetua, es decir, 35 años de cárcel.
A lo largo del debate se pudo conocer que la ahora condenada le temía a su marido y estaba sometida a su voluntad y, obligada por él, citó a Herrera al hotel alojamiento donde su pareja lo mató. La mujer, madre de niños menores de edad que debieron radicarse en otra provincia al cuidado de parientes lejanos; fue considerada por los magistrados con el mismo grado de responsabilidad.
Es necesario recordar que el 21 de julio del año pasado, Herrera, que había mantenido una relación sentimental extramatrimonial con Ferreyra; avisó en su hogar que se dirigía a un festejo con compañeros de trabajo por el día del amigo, pero fue a buscar a la joven con la que no se veía desde hace cerca de 6 meses.
Al llegar al motel Oasis, ubicado sobre la ruta Nº1, antes de ingresar a la habitación 9, salió de la oscuridad el esposo de la chica, quien lo apuñaló hasta quitarle la vida. La joven aseguró que fue obligada por su marido a citar a su examante y que siguió sus instrucciones por temor.

79%
Satisfacción
4%
Esperanza
0%
Bronca
16%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

19/10/2017 | 07:20
#1
La Defensora sabe perfectamente que La Ley es Dura pero es la Ley. La pena más dura la tienen la familia del asesinado, quien a los 44 años fue asesinado con alevosía y ensañamiento. Y si ella hubiese dado una alerta, tal vez hubiese recibido una paliza por parte de su esposo, pero hubiese habido un crimen menos y dos familias menos sufriendo la falta de un padre, de un hermano y la propia de la mujer que deben criarse lejos para olvidar a su madre coautora de tan horrible crimen. No merece menos que vivir entre cejas hasta los 60 años. Y tal vez, como hasta ahora, la ejemplaridad de estos fallos haga que lo piensen 2 veces antes de ayudar en un asesinato o asesinar una persona. El fallo es justo...y necesario. Bien por los Camaristas y el Fiscal.

Otras Noticias