Columna Política

lunes, 04 de octubre de 2010 00:00
lunes, 04 de octubre de 2010 00:00

Exactamente a la medianoche del viernes, dentro de la interna justicialista vencerá el plazo para la presentación de candidatos de las distintas categorías. Los enigmas siguen siendo tan grandes como lo fueron al momento de la convocatoria. Por empezar, el oficialismo partidario, esto es, el barrionuevismo puro, no ha mostrado sus cartas, o al menos alguna de ellas. Si nos guiamos por lo que piensan los más fieles escuderos del dirigente gastronómico, no sería ninguna sorpresa que, sobre la hora, sea presentado como candidato a gobernador. Algo parecido puede ocurrir con Ramón Saadi, el único dirigente de peso que ha recorrido, en los últimos meses, los caminos de la provincia en busca de prosélitos. Allí se podría armar un duelo con algún atractivo, aunque cuando llegue el momento de las alianzas puedan juntar fuerzas o escapar a la profundización del enfrentamiento que, en términos reales, significa ahorrar mucho dinero. Y, en este sentido, ya se sabe, las internas no perdonan: si no hay plata, no hay votos. Ergo: si hace falta, todos buscan la forma de evitar el papelón.


Hay algo que ha quedado plenamente ratificado, a no ser que alguien esté guardando una “martingala política” en el más hermético de los secretos. Se trata de la decisión del Frente para la Victoria de no participar de estas internas ni pactar con algunos sectores a los que considera, directamente, enemigos. “Si en 2009, no el siglo pasado, hicimos un acuerdo que no cumplieron, cómo podemos volver a tropezar, un año después, con la misma piedra”, espetó un prominente dirigente de la guardia kirchnerista local. Y allí, detrás de esa frase, está el punto clave: no existen los requisitos mínimos ni siquiera para sentarse a conversar. Es más: los mensajes se envían a través de terceras personas, nunca en forma directa. Entonces es imposible hacer algo. Toda alternativa de unidad estaría pegada con saliva.


También es cierto que algunos sectores, intendentes para ser más precisos, desean jugar la interna en función de intereses muy personales, pero son los menos. Según “secretearon” a esta columna en la tarde-noche de la víspera, que solamente se mantenían en la postura de anotarse para el 31/10/10 tres jefes comunales: Morra (La Puerta-Ambato), Gómez (Mutquín-Pomán) y Elpidio Guaraz (Santa Rosa). Está llegando la hora de la verdad y de despejar las incógnitas. Será a la medianoche del viernes, según el nuevo cronograma difundido por la Junta Electoral.

Comentarios

Otras Noticias