Comentario Político

martes, 29 de marzo de 2011 00:00
martes, 29 de marzo de 2011 00:00

La elección de octubre de este año, en la que se elegirán presidente y legisladores nacionales, será la última en la que el Frente Cívico, por lo menos hasta el año 2017, dispondrá del aparato del Estado, el que viene manejando con aceitados mecanismos desde 1993. La impresionante parafernalia electoral que despliegan los radicales catamarqueños, que incluye desde los más costosos afiches hasta los sobornos a la oposición, pasando por un plan de dádivas como no existió nunca en la provincia, deberá ser reemplazada por algún plan más austero, como existía en tiempos en que eran oposición y que Alfonsín presidía la Nación. Sin embargo, la situación se le puede complicar a extremos nunca vistos si la UCR nacional, con Cobos, Ricardo Alfonsín o Sanz, no se impone en octubre, lo cual es más problemático “que marchar derecho en medio de vientos huracanados”.
******
En la última en calidad de oficialismo, los radicales tratarán de ganar. Para ello es muy probable que Brizuela del Moral sea el candidato a diputado nacional, aunque también el cargo será reclamado por otros sectores internos que, entre otras cosas, le dirán al actual gobernador que, aunque sea por una vez, “reparta el juego”. No olvidemos que en las distintas funciones que le tocó desempeñar, siempre prevaleció la idea de permanecer en el cargo. Sea como rector de la Universidad Nacional de Catamarca, sea como intendente de la Capital o como gobernador, jamás tuvo un desprendimiento hacia sus correligionarios. Es más, para la última elección existía la chance firme de que el candidato fuera el doctor Ricardo Guzmán, pero Brizuela prefirió jugar a una “Re-reelección” que terminó de hundirlo y de hundir a varios compañeros de ruta, como los intendentes Ríos, Jalile, Olga Santillán o el tinogasteño Quintar.
******
Mientras la interna del radicalismo y del Frente Cívico ya se mueve, en lo inmediato se estudia cómo dejar al peronismo la mayor cantidad de problemas para cuando, el 10 de diciembre, asuma la conducción del gobierno. Lo de contribuir a la gobernabilidad, al menos hasta ahora, no existe. También se estudia el mensaje que dará Brizuela del Moral el 1 de mayo cuando inaugure, tal vez por última vez en su carrera política, el período legislativo ordinario.
 

Comentarios

Otras Noticias